Temas Especiales

13 de May de 2021

América

OPS y OIM firman acuerdo para mejorar la salud de migrantes en las Américas

El acuerdo se centrará en fortalecer y ampliar las intervenciones coordinadas para apoyar a los países de las Américas en el abordaje de salud y migración

Migrantes Guatemala
Un grupo de migrantes suben a un camión del Ejército de Guatemala que los regresaría a la frontera entre Honduras y Guatemala. |Efe

"Los migrantes son una de las poblaciones más vulnerables de nuestra región, enfrentan enormes barreras a la hora de acceder a la atención de salud que necesitan", afirmó Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las palabras de Etienne se dieron durante la firma de un acuerdo conjunto entre la OPS y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el cual se beneficiaràn según los involucrados más de 70 millones de migrantes internacionales que viven en la región de las Américas.

Bajo este acuerdo, la OPS y la OIM se enfocarán en fortalecer y ampliar las intervenciones coordinadas para apoyar a los países de las Américas en el abordaje de salud y migración, sin dejar a nadie atrás, señala un comunicado.

Asimismo, bajo este marco, se abogará por la inclusión de las necesidades específicas de la población migrante en las políticas de salud y de desarrollo en la Región, tanto en el contexto de la covid-19 como más allá de la pandemia.

"Los migrantes son una de las poblaciones más vulnerables de nuestra Región, enfrentan enormes barreras a la hora de acceder a la atención de salud que necesitan", afirmó la directora de la OPS. "La pandemia de la covid-19 es un recordatorio claro de que nadie está seguro hasta que todos estén seguros, por lo que este acuerdo entre la OPS y la OIM nunca ha sido tan oportuno e importante", agregó Etienne.

El acuerdo fue firmado por Etienne y António Vitorino, director general de la OIM.

Migración en las Américas

El número de migrantes internacionales en las Américas alcanzó los 70 millones en 2019. Desde 2015, esta corriente migratoria incluye a más de 5 millones venezolanos que ahora viven en otros países del mundo, en particular en Colombia, Chile y el Perú. Y desde 2018 ha surgido una nueva tendencia consistente en grandes grupos que migran desde América Central hacia México y los Estados Unidos, explica el documento.

Las desigualdades sociales y económicas, la inestabilidad política, y los conflictos y desastres naturales se encuentran entre los factores que impulsan la migración. Si bien muchos países de la Región son fuentes de emigración hacia países de altos ingresos en las Américas y Europa, América Latina y el Caribe también están experimentando un aumento en la migración extra-regional, como por ejemplo de migrantes de África y Asia. Esto supone una presión adicional sobre los sistemas de salud de muchos países que carecen de recursos.

"Esta iniciativa se ha creado precisamente para hacer frente a estos retos y ayudará a los socios a coordinar y armonizar las medidas para mejorar la salud de los migrantes", dijo el director general de la OIM.

Salud y migración

La pandemia de la covid-19 ha impactado la prestación de servicios de salud en las Américas, donde se han registrado más de 17 millones de casos y más de 574.000 muertes por la covid-19, segùn la OPS.

Si bien los migrantes se enfrentan a las mismas amenazas para la salud que cualquier otra persona, estas se ven agravadas por condiciones de vida inadecuadas y la falta de acceso a servicios básicos como el agua, el saneamiento y la nutrición. Además, es más probable que se enfrenten a condiciones de trabajo y vivienda en situación de hacinamiento dentro de la economía informal, así como a barreras legales, lingüísticas y culturales, lo que presenta desafíos para esta población en la aplicación de medidas de salud pública durante la pandemia.

La separación de las redes de apoyo, las dificultades financieras y el acceso limitado a los suministros y medicamentos también amenazan la salud mental de los migrantes y empeoran condiciones preexistentes.

Más allá de la covid-19, muchos migrantes de las Américas sufren una serie de enfermedades transmisibles y no transmisibles que requieren un reconocimiento y tratamiento urgentes. Es preciso abordar enfermedades como el paludismo, la tuberculosis, el VIH/sida, la diabetes y la hipertensión entre las poblaciones de migrantes.

El nuevo acuerdo, según los firmantes, busca mejorar el acceso a la salud de esta población y apoyar a los países en el abordaje de la salud fronteriza, incluso en la preparación y respuesta ante emergencias. Asimismo, tiene por objeto fortalecer la acción conjunta entre todos los sectores, incluyendo sectores de educación, bienestar social y protección, para diseñar mejores intervenciones en salud con una visión a corto, mediano y largo plazo.