03 de Dic de 2021

América

La oposición venezolana denuncia desprotección de indígenas ante la pandemia

En esta ocasión, el exdiputado indígena Romel Guzamana reclamó acceso a la vacunación para los pueblos originarios

El exdiputado Romel Guzamana, en una imagen de archivo. EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ
El exdiputado Romel Guzamana, en una imagen de archivo.Miguel Gutiérrez | EFE

La oposición venezolana que lidera Juan Guaidó denunció este domingo que la mayoría de los pueblos indígenas del país están desprotegidos frente a la pandemia de la covid-19, ya que "la mayoría" de comunidades no cuentan con el sistema de vacunación que se aplica en el resto del territorio ni con medios de prevención.

La denuncia se une a otras expresadas por opositores desde que empezó la pandemia, en las que se exigieron medios para evitar los contagios, así como medicamentos para combatir síntomas y atención para los casos confirmados.

En esta ocasión, el exdiputado indígena Romel Guzamana reclamó acceso a la vacunación para los pueblos originarios, ya que la mayoría de comunidades autóctonas -aseguró- no cuentan con un programa de inmunización.

El exlegislador consideró que la falta de vacunas para este sector significa que el Gobierno está "empeñado en vulnerar y acabar con los pueblos originarios".

Para Guzamana, quien se comprometió a seguir exigiendo el respeto a los derechos de las etnias originarias, la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela "ha puesto en riesgo la vida de las comunidades indígenas".

Venezuela ha acelerado el proceso de vacunación en el último mes con la llegada de varios lotes de Sputnik, Sinovac a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de Sinopharm.

Según datos oficiales, más del 56 % de la población ha recibido la primera inyección contra la covid-19, pero se desconoce el porcentaje con pauta completa, es decir, con las dos dosis que se requieren para considerar que una persona está inmunizada.

El presidente Nicolás Maduro aseguró que el país cuenta con vacunas suficientes para inyectar al 80 % de la población, aunque no precisó si se refiere, únicamente, a la primera dosis o a las dos necesarias para dar por concluida la inmunización.