07 de Dic de 2021

América

‘Lo mío es solamente la heroína y el crack’, dice el expresidente argentino Mauricio Macri

Las declaraciones del mandatario tiene lugar en momentos que enfrenta una investigación judicial por  realizara presunto espionaje ilegal durante su Gobierno

Mauricio
El expresidente Mauricio Macri  gobernó Argentina de 2015 al 2019.EFE

El expresidente de Argentina, Mauricio Macri, quedó envuelto en una nueva polémica luego de afirmar que consumía crack y heroína durante un evento político en la provincia de Santa Fe, al noroeste argentino.

"Nunca tomé café en mi vida, nunca. Soy un tipo raro. No tomo alcohol, no fumo", expresó el exmandatario que remató diciendo "Lo mío es solamente la heroína o el crack". Una frase que fue recibida como broma por quienes le acompañaban. 

El político derechista y quien gobernó el país entre 2015 y 2019, se encuentra inmerso en la campaña electoral para renovar el Congreso argentino. En este caso para respaldar a la política de Santa Fe, Carolina Losada, parte de la alianza Juntos por el Cambio, donde milita Macri. 

Espionaje Ilegal

El expresidente argentino es investigado por el presunto delito de espionaje ilegal durante su Gobierno, apenas 11 días antes de que el país suramericano celebre los comicios legislativos. Desde el equipo legal de Macri, aseguran que es "inocente". 

"A Macri no le encontraron carpetas con transcripciones de escuchas ilícitas en poder de nadie", aseveró el abogado del expresidente, Pablo Lanusse según reportes de la agencia Efe. Esto luego de la conclusión de la audiencia, que se prolongó hoy durante casi una hora.

La investigación, a cargo del magistrado Martín Bava, se remonta a septiembre de 2020, cuando la Agencia Federal de Inteligencia, ya con el peronista Alberto Fernández como presidente, denunció que el anterior Gobierno hizo espionaje ilegal sobre familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan de la Armada, hallado hundido en 2018 tras un año desaparecido.

En la citación judicial ante el juez Bava, que se celebró en los tribunales de la ciudad bonaerense de Dolores (200 kilómetros al sur de Buenos Aires), la defensa del exmandatario subrayó que Macri "ni espió ni ordenó espiar" a los familiares de las víctimas del submarino.

El exmandatario afronta cargos por presuntamente haber "ordenado y posibilitado la realización sistemática de tareas de inteligencia" ilegales, que "buscaban influir en la situación política e institucional del país", puntualmente respecto a los reclamos que realizaban los familiares por el hundimiento del submarino, así como conocer sus datos y los de su entorno, y sus actividades.

Tras un año de búsquedas infructuosas -que incluyó ayuda de diversos países- el ARA San Juan fue hallado, en noviembre de 2018, en un operativo de la empresa estadounidense Ocean Infinity, aunque sus restos y los cadáveres de sus tripulantes no fueron reflotados.

Casi tres años después, prosigue la investigación judicial para esclarecer qué ocurrió y detectar si hubo irregularidades en su desaparición y búsqueda.