04 de Dic de 2021

América

'El progreso de nuestra región no da lugar a complacencias', advierte la OPS en cuanto a la covid-19

En la región, 32 países han alcanzado el objetivo planteado por la OMS, de vacunar al 40% de su población para finales de este año

Los casos de COVID-19 disminuyen en las Américas, pero no hay lugar para la complacencia
En las últimas. semanas los países de la región contabilizaron más de 745000 nuevas infecciones por COVID y algo más de muertesOPS

Aunque gran parte de las Américas ha experimentado un descenso sostenido de los casos de covid-19 en las últimas semanas, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, advirtió que "no es razón para volverse complacientes", esto en una rueda de prensa de la entidad realizada esta semana.

"Es fundamental que mantengamos el rumbo hasta que todo el mundo esté vacunado y protegido contra el virus", sentenció Barbosa. Añadió que se han administrado 1200 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19, y el 46% de la población continental está vacunada.

Mencionó que, cerca de 745,000 nuevos casos de covid-19 se han detectado en la últimas semanas y más de 18,000 muertes.

En la región, 32 países han alcanzado el objetivo planteado por la Organización Mundial de la Salud, de vacunar al 40% de su población para finales de este año. No obstante, muchas naciones siguen retrasadas; tal es el caso de Haití, Nicaragua, Jamaica, Guatemala, San Vicente y las Granadinas.

Ante esta situación el Dr. Barbosa mencionó "la inequidad en la vacunación sigue siendo el mayor obstáculo para alcanzar nuestros objetivos de cobertura". Anexó que las medidas de salud pública son "la mejor estrategia" para reducir la transmisión  del virus y salvar vidas.

El mecanismo COVAX se instauró como medida para hacer frente a esta realidad y hasta la fecha ha entregado 64.3 millones. 

El Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE), recomienda que se de prioridad a las personas mayores, trabajadores de primera línea y personas con enfermedades preexistentes, cuando la disponibilidad de vacunas es baja.

"Una vez protegidos los que corren mayor riesgo, el siguiente paso es inmunizar a un alto porcentaje de la población adulta. Solo después los países deberían considerar la posibilidad de vacunar a los grupos más jóvenes", dijeron.

A su vez, mencionan que debido a que la mayoría de los países no poseen suficientes dosis de la vacuna, es necesario seguir la orientación de los expertos para maximizar el impacto de las dosis disponibles.

"La vacunación, combinada con medidas eficaces de salud pública, constituye la mejor estrategia para reducir la transmisión de la COVID-19 y salvar vidas", concluyó el Dr. Barbosa.