23 de Mar de 2023

América

El presidente de Perú "no llega a julio" próximo, afirma congresista opositor

El parlamentario, que integra el partido ultraderechista Renovación Popular, sostuvo que "en realidad, todo lo que ha hecho, amerita que el señor Castillo deje el cargo"

El presidente de Perú, Pedro Castillo, en una fotografía de archivo.
El presidente de Perú, Pedro Castillo, en una fotografía de archivo.Stringer | EFE

El legislador opositor José Cueto afirmó que el presidente de Perú, Pedro Castillo, "no llega a julio de este año" en el cargo, tras las denuncias que se han presentado en su contra y el enfrentamiento que mantiene con el Congreso.

"El señor Castillo y su gente están, parece, abocados a mantener al Congreso en permanente confrontación con el Ejecutivo", declaró Cueto este miércoles en el Canal N de televisión antes de decir que cree que el mandatario "no llega a julio de este año".

El parlamentario, que integra el partido ultraderechista Renovación Popular, sostuvo que "en realidad, todo lo que ha hecho, amerita que el señor Castillo deje el cargo".

"Ojalá tuviera un poco de dignidad y se retirara, cada día las evidencias, los indicios, como dicen los abogados, son mayores", sostuvo antes de reiterar que el mandatario izquierdista, quien asumió el cargo el 28 de julio pasado, "debería renunciar, no ahora, hace rato".

Un sector de la oposición política, que domina el Congreso, considera que la salida de Castillo de la jefatura del Estado se podría dar por una moción de vacancia (destitución) o por la denuncia de presunta "traición a la patria" que admitió a debate este lunes una comisión del Congreso.

La oposición política ha informado que buscará la firma de 28 legisladores para presentar la moción de vacancia, un pedido que luego requiere de 52 votos para ser admitida a debate, mientras que la eventual destitución de un mandatario se aprueba con 87 votos.

Este pedido se presentaría por una presunta "incapacidad moral" de Castillo, quien ha sido implicado por una empresaria en la investigación de un caso de corrupción, algo que el gobernante ha rechazado "tajantemente".

Aunque la moción no fue incluida en la sesión plenaria de este lunes, la subcomisión parlamentaria de Acusaciones Constitucionales sí aprobó investigar al presidente por la presunta comisión del delito de traición a la patria, por unas declaraciones en las que abrió la posibilidad de entregar una salida al mar a Bolivia, país que perdió su acceso al océano Pacífico a fines del siglo XIX.

Tras esas declaraciones, que causaron gran controversia en el país, el entonces canciller Óscar Maúrtua afirmó ante el Congreso que Castillo no planteó una sesión soberana de territorio, algo que calificó de "inconstitucional y políticamente imposible".

En ese sentido, la subcomisión deberá investigar la acusación en un proceso que se desarrollará durante varios meses, tras lo cual enviará un informe a la Comisión Permanente, que decidirá su eventual debate en el pleno.

El jefe de Estado afronta desde el último fin de semana una nueva crisis política a raíz de las declaraciones de la empresaria Karelim López que lo vincularon en las actividades de una presunta organización criminal enquistada en el Ejecutivo peruano.

Castillo ha rechazado "categóricamente" esas afirmaciones y dijo que "como presidente y como ciudadano" exige a la Fiscalía que "continúe con la investigación ya iniciada y en el plazo más breve dé las explicaciones objetivas, coherentes, con la justicia".

Cueto admitió el lunes que la oposición no cuenta actualmente con los votos necesarios para que se apruebe una moción de destitución del gobernante, pero aseguró que sí tienen los que se requieren para que el tema sea admitido a debate en el pleno.

"Estoy seguro que sí tenemos más de los 52 votos para obligar al señor presidente a que vaya, él o su abogado, a responder todas estas cosas por las cuales está siendo imputado", sostuvo.

De presentarse y aprobarse en los próximos días, o semanas, esa moción, Castillo o su abogado defensor deberán acudir ante el pleno para responder por las acusaciones en su contra, tal como hizo en noviembre de 2020 el entonces presidente Martín Vizcarra, quien luego fue destituido por el Congreso.