Temas Especiales

30 de Jun de 2022

América

Implementan en Cuba proyecto de pronóstico estacional para la resiliencia climática de América Central y el Caribe

Según expertos en CATHALAC, el proyecto podría ser crucial para el diseño de políticas y la anticipación frente a eventos climáticos 

Catalac
La iniciativa fue presentada como una innovación en la sede del Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe (CATHALAC), en la Ciudad del Saber, en la ciudad de Panamá.Cedida

Cuba se convirtió este año en el primer país de América Central y el Caribe en iniciar un proyecto para implementar una herramienta de pronóstico estacional numérico, que permitirá contar con información sobre las lluvias o sequías con antelación de entre tres a seis meses, y cuyo modelo tiene potencial de ser escalable y ayudar a alcanzar la resiliencia climática a otros países en la región.

La iniciativa fue presentada como una innovación en la sede del Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe (CATHALAC), en la Ciudad del Saber, en la ciudad de Panamá.

Según explicaron expertos en CATHALAC, este proyecto podría ser crucial para el diseño de políticas y la anticipación frente a eventos climáticos que comprometan la seguridad alimentaria, la prevención frente a desastres y la recuperación económica post-pandemia.

De acuerdo con el Dr. Federico Burone, Director Regional de la Oficina del International Development Research Centre (IDRC) para América Latina y el Caribe,  la IDRC se encuentra implementando una estrategia 20-30 en adaptación a los elementos de cambio climático a nivel global, dando respuesta a dos grandes desafíos, en primer lugar, los impactos y la preparación que requieren las trasformaciones vinculadas como respuesta a los cambios climáticos, y en segundo lugar, la lucha contra la desigualdad que existe en nuestras sociedades.

Sostuvo que es prioridad de IDRC, que el financiamiento puesto en cada proyecto cumpla con estos dos pilares básicos.

Comentó que este proyecto tiene una connotación especial para IDRC, ya que se orienta en el enfoque de las predicciones climáticas para al aumento de las resiliencias en nuestras sociedades y además tiene un enfoque innovador para el área de Centroamérica y el Caribe, por su agenda innovadora de investigación, y por la forma en que abordarán el trabajo con diferentes tipos de conocimiento y con la posibilidad de aplicación en no solo un contexto especifico, sino que es posible su escalamiento tanto a nivel nacional y regional.

En tanto, Freddy Picado, director general de CATHALAC, explicó que la idea nació en 2019 y que fue propuesta por la organización que lidera, y el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET), luego de un viaje a La Habana junto con los representantes del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC, Canadá).

De la administración del proyecto es responsable CATHALAC, según lo establecido en el Acuerdo de Colaboración firmado entre el INSMET, CATHALAC e IDRC, que es el organismo financiador del proyecto y que, según destacó además Picado, ha desarrollado otros proyectos desde hace alrededor de 10 años con la organización que lidera.

Según Picado, esta es una iniciativa muy relevante para CATHALAC por la importancia que tiene el tema para la región, y sobre todo Panamá, que es donde está el Centro.

En tanto, Arnoldo Bezanilla, investigador del Centro de Física y Atmósfera de INSMET, observó por su parte, que enfoques de este tipo para un pronóstico estacional se hacen en países desarrollados como Estados Unidos, y de Europa.

Reconoció que este es un trabajo muy difícil de hacer en el caso de pequeñas islas en el Trópico, por la escasez de redes y de información meteorológica, también porque los modelos están muchas veces enfocados en otras latitudes altas en las que es mucho más fácil hacer este tipo de labor, según sostuvo.

El director de CATHALAC resaltó, además, que a IDRC le gustó mucho el proyecto por la potencialidad que tiene para ser replicado en Centroamérica y el Caribe, y el cual, apuntó, utiliza además los últimos métodos y enfoques tecnológicos disponibles para atender y mejorar la resiliencia frente a la sequía.