08 de Ago de 2022

América

El Gobierno argentino insiste en que se están cumpliendo las metas con el FMI

El directorio del FMI dio el viernes pasado su aval a la primera revisión del programa de facilidades extendidas (EFF) suscrito con el Gobierno argentino

El Gobierno argentino insiste en que se están cumpliendo las metas con el FMI
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, en una fotografía de archivo.EFE

El Gobierno argentino insistió este jueves en que se están cumpliendo las metas del programa acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar un préstamo de más de 40.000 millones de dólares, lo que demuestra, en opinión del Ejecutivo, el "fortalecimiento" de la economía nacional.

"En medio de las tensiones que tiene la historia argentina, porque salimos de cuatro años del macrismo, más dos años de pandemia y las tensiones del mundo internacional, entendemos que la economía argentina está dando muestras de fortalecimiento", aseguró la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en una rueda de prensa.

El directorio del FMI dio el viernes pasado su aval a la primera revisión del programa de facilidades extendidas (EFF) suscrito con el Gobierno argentino, habilitando un desembolso de unos 4.010 millones de dólares.

Respecto a las metas anuales del programa, el organismo multilateral sostuvo en un comunicado que las autoridades argentinas "siguen comprometidas a lograr los objetivos fiscales, de financiamiento monetario y de acumulación de reservas anuales sin cambios del programa".

Durante su intervención, la portavoz presidencial subrayó que, pese a los buenos números que está mostrando la economía, tanto los medios de comunicación como la oposición transmiten que existe "una situación de zozobra" en Argentina, algo que al Gobierno le parece "bastante insólito".

"Venían diciendo que no se podía cumplir con las metas del FMI del primer trimestre, se cumplieron; que no se iban a resolver las situaciones de licitaciones del Ministerio de Economía, también se resolvieron... Siguen los números de crecimiento y redistribución del ingreso, achicándose la desigualdad y creciendo el empleo", afirmó.

Por su parte, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, afirmó en un encuentro con representantes de la Cámara Argentina de los Fondos Comunes de Inversión, que se habrían cumplido también las metas pactadas con el FMI para el segundo trimestre.

"En el segundo trimestre vamos a cumplir la meta de acumulación de reservas internacionales, hemos cumplido también la meta de financiamiento del Banco Central al Tesoro y tenemos plena confianza en que también se habrá cumplido la meta de desempeño fiscal", afirmó Guzmán.

PARO POR EL GASÓLEO

La portavoz presidencial también se refirió a la protesta convocada para el próximo 13 de julio por parte del sector agroindustrial, en reclamo por la escasez de gasóleo que atraviesa la mayoría del país.

Cerruti consideró que las medidas tomadas en las últimas semanas, como el ingreso de barcos con combustible o el aumento de los cortes locales de biodiesel, "están haciendo que el tema se resuelva", al tiempo que negó cualquier tipo de demora a la hora de comprar gasóleo desde el exterior.

"La cuestión del combustible no era un tema en enero, porque la guerra (en Ucrania) comenzó a finales de febrero y la provisión de combustible estaba prevista y está prevista. Lo que sí surgió es que después de la guerra los precios internacionales crecieron y todo eso se está resolviendo", aseveró.

"Además, hubo una concentración de demanda estacional de gasoil en estos meses que tiene que ver con la cosecha y otros factores", aclaró la ministra portavoz, para agregar que la escasez de gasóleo es un problema global y no exclusivo de Argentina.

Según los últimos datos divulgados por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, 23 de los 24 distritos en los que se divide el país presentan problemas de abastecimiento de gasóleo, un combustible muy utilizado para la maquinaria agrícola, los camiones y los ómnibus de pasajeros.

La falta de gasóleo se viene registrando desde abril, cuando los productores rurales denunciaron que no tenían suficiente combustible para levantar sus cosechas y luego transportarlas a los sitios de acopio y los puertos de exportación, pero la escasez se ha agudizado y extendido por todo el país, con seria afectación al transporte por carreteras de todo tipo de cargas.