Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Mundo

Elecciones en Irán equivalen a ‘golpe’

TEHERAN. En un nuevo desafío a las autoridades, el líder opositor iraní Mir Hossein Mousavi instó ayer miércoles a sus simpatizantes a ...

TEHERAN. En un nuevo desafío a las autoridades, el líder opositor iraní Mir Hossein Mousavi instó ayer miércoles a sus simpatizantes a “no abandonar los derechos del pueblo” y se unió a un ex presidente reformista para denunciar lo que llamaron un “golpe” del régimen contra los que no aceptan el resultado de la elección presidencial del mes pasado.

Mousavi dijo que considera “ilegítimo” al gobierno clerical de Irán y le exigió que libere a todos los prisioneros políticos e implemente reformas electorales y la libertad de expresión, mientras que el ex presidente Mohamed Khatami criticó la “venenosa situación de seguridad” que persiste tras las violentas protestas callejeras por la elección.

Los líderes reformistas publicaron duros comunicados en sus respectivos sitios de internet. Khatami acusó al régimen de un “golpe de terciopelo contra el pueblo y la democracia” y Mousavi dijo que la represión contra los manifestantes fue “equivalente a un golpe”.

Las declaraciones vienen después de que el poderoso Consejo Guardián, máxima autoridad electoral, declaró la elección válida esta semana y así permitió que el mes que viene Ahmadinejad asuma su segundo período de cuatro años.

“Dado lo que se ha hecho y declarado de manera unilateral, debemos decir que ha habido una revolución de terciopelo contra la gente y las raíces democráticas del sistema”, dijo Khatami en referencia a la proclamación del presidente Mahmud Ahmadinejad como ganador de las elecciones del 12 de junio.

“Las protestas del pueblo fueron reprimidas, los que debían proteger al pueblo humillaron al pueblo.. y el gobierno aún habla de reconciliación nacional y paz”, dijo Khatami.

Mousavi dijo que se sentía consternado por “la amarga y generalizada desconfianza del pueblo hacia los resultados electorales proclamados y el gobierno que la causó”.

“No es demasiado tarde”, dijo Mousavi, quien había desaparecido de la escena pública en los últimos días. “Es nuestra responsabilidad histórica que sigamos con nuestras quejas y hagamos esfuerzos para no abandonar los derechos del pueblo”.

Mousavi también condenó presuntos ataques de las fuerzas de seguridad a residencias universitarias donde “se derramó sangre y los jóvenes fueron golpeados” y pidió que se regrese a una escena política más “honesta”.

UNIÓN EUROPEA

La televisión estatal informó que ocho de nueve empleados iraníes de la embajada británica habían sido liberados y el restante era retenido bajo sospecha de haber participado en las protestas, aunque el canciller británico David Miliband dijo que aún habría dos trabajadores detenidos.

En tanto que la Unión Europea evaluaba ayer retirar de Irán a sus 27 embajadores en señal de protesta.

NUEVO DESAFÍO REFORMISTA

La temida milicia iraní de los Basij acusó a Mousavi de amenazar la seguridad nacional y pidió al fiscal en jefe del país que lo investigara.

La agencia de noticias semioficial Fars dijo ayer que los Basij , la fuerza de choque del ayatolá Alí Jamenei, enviaron una carta al fiscal en la que acusaron a Mousavi de participar en nueve ofensas contra el estado, entre ellas “alterar la seguridad de la nación”, que conlleva una pena máxima de 10 años de cárcel.

El régimen iraní dice que 17 manifestantes y ocho milicianos murieron durante dos semanas de disturbios tras las elecciones del 12 de junio.

“Haya querido o no, el señor Mousavi supervisó o colaboró en muchos actos punibles en varias zonas”, dijo la carta de los Basij, que también lo acusó de difundir “pesimismo” en la escena pública.

En otra señal de que el gobierno seguirá reprimiendo a los opositores de Ahmadinejad, las autoridades proscribieron un periódico que es aliado de otro candidato presidencial, Mehdi Karroubi: el diario Etemad-e-Melli (Confianza Nacional). éste denunciase al gobierno de Irán como “ilegítimo” por presunto fraude, dijo el miércoles un grupo político reformista.