Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Mundo

ETA cumple cincuenta años

MADRID. La banda terrorista española ETA ha asesinado en su medio siglo de historia a 206 miembros de la Guardia Civil, incluidos los d...

MADRID. La banda terrorista española ETA ha asesinado en su medio siglo de historia a 206 miembros de la Guardia Civil, incluidos los dos agentes muertos ayer en el último atentado de la organización, en Mallorca, uno de los puntos clave del turismo de España.

ATENTADOS ESTA SEMANA

Dos agentes de la Guardia Civil española, el único cuerpo policial español de carácter militar, murieron ayer en la isla de Mallorca (en el Mediterráneo), en un atentado atribuido a ETA.

Los agentes fueron alcanzados al explotar su coche patrulla al que había sido adosada en los bajos una bomba-lapa, que fue accionada a distancia en las inmediaciones del cuartel de la Guardia Civil en la localidad de Palmanova, en el municipio de Calvía, próximo a Palma de Mallorca.

Según el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socías, las víctimas, que vestían de paisano y trabajaban en labores de mantenimiento, aparcaron el vehículo en las proximidades y tras entrar en el cuartel volvieron al coche que explotó cuando intentaban ponerlo de nuevo en marcha.

Apenas una hora después del atentado, que se produjo poco antes de las dos de la tarde (12:00 GMT), las autoridades pusieron en marcha la “Operación Jaula” y ordenaron el cierre temporal del aeropuerto y el puerto de Palma de Mallorca para evitar que los terroristas pudieran abandonar la isla mediterránea, uno de los principales destinos turísticos de España.

Los dos agentes asesinados eran muy jóvenes y ambos llevaban alrededor de un año en servicio en la Guardia Civil.

El atentado se produjo un día después de otro perpetrado el miércoles por ETA en Burgos (centro-norte), contra la casa cuartel local de la Guardia Civil, con una furgoneta bomba. Los terroristas dejaron 65 personas heridas de carácter leve.

Ambos atentados recibieron la condena unánime del Ejecutivo y de los partidos de oposición en España, además de la transmitida por diversas instituciones y Gobiernos de todo el mundo.

TANTOS AÑOS DE VIOLENCIA

El atentado de ayer, el primero en Mallorca con víctimas mortales, es el noveno de ETA en lo que va de año y eleva a tres el número de víctimas mortales en 2009, tras el asesinato el pasado 19 de junio, también con una bomba-lapa, del inspector de policía Eduardo Puelles, en la localidad vasca de Arrigoriaga.

En sus 40 años de actividad violenta (el primer asesinato que se le atribuye data de 1968), la organización terrorista ETA, siglas de "Euskadi ta askatasuna" ("Patria Vasca y libertad", surgida el 31 de julio de 1959, ha asesinado a casi mil personas y cometido decenas de secuestros en su busca de la independencia del País Vasco.

CONF LICTO VASCO

Tras el atentado el miércoles, tanto el gobierno como todos los partidos políticos con representación parlamentaria condenaron de inmediato el acto y manifestaron su convencimiento de que el terrorismo etarra acabará más temprano que tarde, reprimiéndolo a fondo de acuerdo a lo establecido en las leyes.

Desde el País Vasco, en el diario nacionalista de izquierda GARA se calificó ayer a la posición de gobierno como “un falaz discurso triunfalista” y sobre la búsqueda de la paz añadió que es “irreal su propuesta basada única y exclusivamente en medidas policiales”.

Según ese periódico, el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero apela a una respuesta “puramente militar” frente a una situación en la que, “por mucho que se empeñen en negarlo los medios y los intelectuales españoles, el conflicto vasco es un conflicto político previo al nacimiento de ETA hace ya 50 años”.

Y concluye afirmando que, “aun si la hipótesis de la derrota militar (de ETA) fuese factible, perduraría (el conflicto) mientras no se ataquen las causas del mismo, que es la reivindicación de la independencia del País Vasco, una de las 17 comunidades autónomas que integran España.

NEGOCIACIONES FALLIDAS

Todos los gobiernos de la democracia española intentaron en algún momento lograr la paz en el País Vasco negociando con ETA y todos esos intentos fracasaron, siendo el último el impulsado desde el gobierno de Zapatero cuando en 2005 reclamó que para negociar primero se debía producir el alto el fuego.

El grupo terrorista emitió un comunicado declarando un “alto el fuego permanente” que poco después, el 22 de marzo de 2006, lo declaró roto, situación que se mantiene hasta la fecha, pues Zapatero respondió que nunca, bajo ningún concepto, se hablaría con los etarras en tanto éstos no abandonen el uso de la fuerza y entreguen todas sus armas y explosivos.

La primera negociación se realizó en noviembre de 1976 en Ginebra, tras la muerte en 1975 de Francisco Franco, cabeza de la dictadura nacida en 1939, y luego bajo el gobierno de Adolfo Suárez.

Entonces varios sectores de ETA abandonaron las armas, acogiéndose a un indulto que decretó Suárez, pero el conocido como al ala “militar” continuó.

Después, bajo los primeros gobiernos socialistas de 1982 a 1996 bajo la Constitución vigente se realizaron varios diálogos, el primero de ellos en 1989, en Argel, precedido por un intento del entonces presidente Felipe González, en 1984, que no se concretó.

Más tarde, bajo el gobierno del centro-derechista José María Aznar, la negociación con ETA se produjo en Zurich, tras una declaración de tregua por tiempo indefinido efectuada por el grupo en septiembre de 1998.

Esta negociación con dirigentes etarras fue llevada adelante por personas de la más absoluta confianza de Aznar y con fuerte peso: el secretario general de la presidencia, Javier Zarzalejos, el secretario de estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá y el asesor personal del presidente, Pedro Arriola. Y también culminó con un rápido fracaso.