Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

Ganadores de la guerra en votación presidencial

COLOMBO. Los ciudadanos de Sri Lanka acudieron ayer a las urnas para elegir al presidente de la posguerra, en una jornada en la que se r...

COLOMBO. Los ciudadanos de Sri Lanka acudieron ayer a las urnas para elegir al presidente de la posguerra, en una jornada en la que se registraron algunos sucesos violentos menores y en la que el principal candidato de la oposición, el ex jefe del Ejército Sarath Fonseka, no pudo votar.

El propio Fonseka, citado por el diario ceilanés Daily Mirror , informó de que no había podido depositar su voto pese a que se había registrado para ello en 2008.

El militar, principal rival del actual presidente, Mahinda Rajapaksa, en estos comicios, descartó la “falsa propaganda gubernamental” de que eso lo descalificaba como candidato.

“Estoy totalmente cualificado para presentarme a las elecciones presidenciales”, dijo Fonseka. Poco después, el jefe de la Comisión Electoral, Dayananda Dissanayake, le dio la razón.

Rajapaksa sí votó sonriente y confiado en la victoria en el distrito suroriental de Hambantota, adonde acudió en compañía de dos de sus hijos.

Casi 14.1 millones de personas —1.5 millones, en los distritos de mayoría tamil— estaban llamadas a votar en estos comicios en los que la participación en el sur del país, de mayoría cingalesa, rozó el 80% al cierre de los colegios, según el centro de observación electoral ceilanés Paffrel.

Según su pronóstico, en la península septentrional de Jaffna, capital cultural de los tamiles de Sri Lanka, la afluencia de votantes fue inferior y se situó en alrededor del 20%.

ACTOS DE VIOLENCIA

Las elecciones presidenciales, las primeras tras más de 25 años de guerra entre el grupo separatista de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil y el Ejército del país, se vieron ensombrecidas por varios incidentes violentos, que no se cobraron víctimas, en distintos puntos del país.

El portavoz del Ejército, Udaya Nanayakkara, explicó que dos bombas de gasolina estallaron en una carretera en Jaffna pocas horas antes de la apertura de los colegios.

Además, dos granadas explotaron en el distrito de Vavuniya sin causar víctimas.

Las autoridades habían ordenado el despliegue de 68,000 policías y 25 batallones del Ejército para garantizar que los comicios transcurrían de forma pacífica, después de que cuatro personas perdieran la vida y se registraran cerca de 900 sucesos violentos durante la campaña electoral.

Está previsto que el recuento de votos concluya hoy.