19 de Oct de 2021

Mundo

Israel amenaza con otra ofensiva

JERUSALÉN. Israel amenazó ayer con una nueva gran ofensiva contra la franja de Gaza después de lanzar varios ataques aéreos, que dejaron...

JERUSALÉN. Israel amenazó ayer con una nueva gran ofensiva contra la franja de Gaza después de lanzar varios ataques aéreos, que dejaron tres niños heridos, en tanto Londres manifestó su preocupación por la escalada de violencia en Gaza y el sur de Israel durante las últimas semanas.

“Si no cesan los cohetes contra Israel, me parece que vamos a tener que elevar el nivel de nuestra actividad e intensificar nuestras acciones contra Hamas”, declaró el viceprimer ministro Sylvan Shalom a la radio pública israelí.

Aviones caza F16 israelíes realizaron seis ataques la madrugada del viernes contra la franja de Gaza, hiriendo a tres niños de 2, 4 y 11 años, según fuentes médicas y de las fuerzas de seguridad del Hamas.

“Exhortamos a la comunidad internacional a intervenir para poner fin a esta escalada y a la agresión israelí”, pidió ayer el primer ministro de Hamas, Ismail Haniyeh.

En Londres, el Ministerio de Relaciones Exteriores se declaró “preocupado por los ataques de hoy (ayer) y por la escalada de violencia en Gaza y en el sur de Israel durante la semana pasada”, y llamó a las partes a dar muestras de “mesura”.

Tres de los ataques israelíes estuvieron dirigidos contra un sector al oeste de Khan Yunés (sur). Dos misiles alcanzaron un campamento de combatientes de la rama armada del Hamas. Un cuarto ataque destruyó un taller mecánico en el campamento de refugiados de Nusseirat (centro).

Los aviones israelíes también efectuaron ataques al oeste de la ciudad de Gaza, en particular contra una lechería, que quedó completamente destruida, según testigos.

En esos ataques aéreos, el ejército israelí aseguró haber golpeado “dos talleres de fabricación y dos depósitos de armas”.

Estos ataques se producen tras varios disparos de cohetes palestinos, realizados en los últimos días desde Gaza. El jueves por la noche, uno de ellos cayó en la localidad israelí de Ashkelon, causando daños materiales, pero no víctimas, según el ejército.

Cerca de 20 cohetes han sido lanzados hacia Israel en el último mes. Uno de esos proyectiles mató el 18 de marzo a un trabajador agrícola tailandés de un kibbutz (granja colectiva). Se trató del incidente más grave desde que Israel lanzara en diciembre de 2008 su ofensiva de 22 días contra la franja de Gaza.

En la ofensiva, que se proponía detener los ataques con cohetes, las tropas israelíes mataron a unos 1,400 palestinos, en su mayoría civiles.

El actual incremento de ataques con cohetes, y la réplica aérea israelí, se producen en un contexto de creciente tensión en la región, particularmente por los temores palestinos de que Israel trate de extender su control en Jerusalén Este, mayoritariamente árabe, pero anexada unilateralmente por el estado hebreo en 1967.

Dos soldados israelíes y tres palestinos han muerto durante violentos enfrentamientos la última semana.