Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Mundo

Nueva ola de atentados en Bagdad

BAGDAD. Seis ataques coordinados con bomba en Bagdad destruyeron siete edificios y causaron la muerte de al menos 35 personas, dejando 1...

BAGDAD. Seis ataques coordinados con bomba en Bagdad destruyeron siete edificios y causaron la muerte de al menos 35 personas, dejando 140 heridos. El balance puede aumentar, pues a media tarde había aún personas bajo los escombros, informaron ayer las autoridades iraquíes.

El nuevo incremento de la violencia se produce entre la prolongada incertidumbre sobre quién formará el próximo gobierno, casi un mes después de que las elecciones parlamentarias no arrojaran un claro ganador. Las negociaciones para una coalición podrían durar meses.

Las explosiones de ayer destruyeron edificios de viviendas en barrios populares chiitas, indicó el mayor Qassim Atta, portavoz de cuestiones de seguridad en la capital. Estas explosiones se produjeron dos días después de una ola de atentados contra las embajadas de Irán, de países árabes y de países europeos en Bagdad.

Esta vez, los atacantes tomaron por blanco edificios habitados por iraquíes de a pie, en los barrios de Alawi (centro), Al Shola, Shkuk (norte) y Shurta al Rabia (oeste), todos ellos con población de confesión mayoritariamente chiita, una rama del Islam.

SOSPECHAN DE AL QAEDA

El ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, había afirmado que los atentados del domingo contra las embajadas llevaban el sello de la red islamista Al Qaeda, por ser similares a otros cometidos en los últimos meses contra hoteles y ministerios.

Según Zebari, los insurgentes pretenden aprovechar el “vacío político” dejado por las elecciones legislativas celebradas hace un mes, para “hacer descarrilar” las negociaciones sobre la formación del próximo gobierno y “hacer llegar el mensaje de que los terroristas siguen activos”.

Los comicios del 7 de marzo fueron ganados por el ex primer ministro laico Iyad Allawi, pero apenas por dos escaños de ventaja sobre Nuri al Maliki, quien cuestiona la validez de los resultados. Tras las elecciones, Al Qaeda amenazó con proseguir violentando y atacando a los partidos políticos.