Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Mundo

Deslaves arrasan poblados chinos

BEIJING. Fuertes inundaciones que arrastraban escombros azotaron ayer una región remota del noroeste de China, donde mataron al menos a ...

BEIJING. Fuertes inundaciones que arrastraban escombros azotaron ayer una región remota del noroeste de China, donde mataron al menos a 127 personas y otras 2.000 personas estaban desaparecidas en el más reciente diluvio de un invierno que ha traído a China la peor temporada de inundaciones en 10 años.

Residentes aterrorizados huyeron a tierras altas o los pisos superiores de edificios de apartamentos después de que el río Bailong cargado con escombros se desbordó en la noche de ayer en la provincia de Gansu.

El área más golpeada fue la capital de distrito, Zhouqu, en la Prefectura Autónoma Tibetana de Gannan: según la agencia oficial de noticias Xinhua, la mitad de la ciudad quedó cubierta por el agua. Muchas casas y edificios se derrumbaron y las calles estaban cubiertas de lodo y agua después de los aludes la noche del sábado.

EL PROBLEMA

La estatal China Central Television dijo que algunas de las áreas afectadas en la parte sur de la provincia se quedaron sin electricidad y no se sabe cuántos de los desaparecidos están en peligro o simplemente sin posibilidad de comunicarse.

El jefe del distrito de Zhouqu, Diemujiangteng, dijo que ‘ahora el lodo se ha convertido en el mayor problema para las operaciones de rescate. Está demasiado denso para caminar o pasar en un vehículo’, agregó Diemujiangteng.

El primer ministro Wen Jiabao, que llegó en la tarde de ayer a la siniestrada Gansu, y el presidente Hu Jintao animaban a los equipos de socorro para que continuasen salvando vidas.

Las autoridades desplegaron unos 3.000 soldados y un centenar de miembros de los servicios médicos para que ayudaran en las operaciones de búsqueda y rescate, indicó por su parte la televisión estatal.

Sin embargo, debido a las condiciones del lugar, los equipos de socorro se han visto obligados a remover el fango solamente con palas y con las manos.

El desastre se da luego de una inundación en Pakistán que ha dejado más de 1.600 víctimas fatales y otra en el estado indio de Jammu y Cachemira. Las inundaciones han dejado 132 muertos en el estado indio de Ladakh, en los Himalayas.