Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Mundo

Primer Ministro defiende legalidad

JERUSALÉN. Si la calle Nahman Avigad de Jerusalén fuese un programa de televisión, habría conseguido el prime time en el día de ayer. Al...

JERUSALÉN. Si la calle Nahman Avigad de Jerusalén fuese un programa de televisión, habría conseguido el prime time en el día de ayer. Allí, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dio su testimonio ante la Comisión independiente israelí. Ésta, presidida por el juez retirado de la Corte Suprema Yaakov Tirkel e integrada oficialmente por cinco miembros, todos israelíes.

La comisión investiga la validez según el derecho internacional, sobre el asalto a la flotilla a Gaza del pasado 31 de mayo que acabó con la muerte de nueve activistas turcos. Éstos fallecieron en el ataque de los comandos de la marina israelí contra el ferry ‘Mavi Marmara’ en aguas internacionales, cuando una flotilla de ayuda humanitaria integrada por seis barcos intentaba romper el bloqueo impuesto por Israel al territorio palestino de Gaza. Todo este proceso contó con la negativa de Israel en un primer momento, ya que no veía apto que las Naciones Unidas investigaran el ataque de la flotilla turca en la franja de Gaza.

Por su parte, en sus primeras intervenciones, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu afirmó que Israel actuó en conformidad con el ‘derecho internacional’ durante el asalto a una flotilla de ayuda a Gaza. Confío en los miembros del ejército israelí y todo el Estado de Israel está orgulloso’ de sus soldados, agregó Netanyahu.

El primer ministro expresó que sus soldados actuaron en defensa propia, ya que la vida de éstos estaba en juego. ‘Los soldados israelíes dispararon ya que ‘su vida se encontraba realmente en peligro’, añadiendo que dio la orden para evitar al máximo la pérdida de vidas humanas. Netanyahu justificó el bloqueo alegando la presencia de Irán en la franja, controlada por el movimiento islamista palestino de Hamas desde 2007, siendo ésta un enclave terrorista apadrinado por dicho país. ‘Gaza se ha convertido en un enclave terrorista apadrinado por Irán, que le presta ayuda política, militar y económica’, manifestó. Hamás se convirtió en una diana a la que Netanyahu no paró de lanzar el dardo al centro. ‘Ya que esta comisión trata la cuestión del derecho internacional, Hamas es culpable de al menos cuatro crímenes de guerra: hacer un llamado al genocidio, disparar sistemáticamente contra objetivos civiles, usar a civiles como escudos humanos y prohibir a la Cruz Roja de visitar a Gilad Shalit’, un soldado israelí detenido por Hamas en la franja de Gaza, añadió Netanyahu.

El primer ministro israelí criticó también al gobierno turco y a los organizadores de la flotilla por haberse rehusado a descargar la ayuda humanitaria que transportaba en un puerto situado fuera de la franja de Gaza.