Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Mundo

Invaden bastión opositor en Libia

DABIYA. Las fuerzas del régimen de Muamar Gaddafi progresaron ayer, domingo, en dirección a Bengasi, el bastión de la oposición en el es...

DABIYA. Las fuerzas del régimen de Muamar Gaddafi progresaron ayer, domingo, en dirección a Bengasi, el bastión de la oposición en el este de Libia, tras reconquistar varias ciudades mediante bombardeos aéreos, mientras la comunidad internacional sigue debatiendo la creación de una zona de exclusión aérea.

La línea del frente se desplazó hacia el este, después de la ocupación de varias ciudades por las tropas del coronel Muamar Gaddafi, que se declaró dispuesto a terminar con la insurrección a pesar de las protestas y sanciones internacionales.

Después de Al Uqaila en la ruta de la costa, los soldados gubernamentales tomaron el control de Al Busher y bombardeaban este domingo la ciudad de Brega, sitio petrolero estratégico que se encuentra a 240 km de Bengasi, comprobó un periodista de la AFP.

Decenas de rebeldes huyeron de la ciudad estratégica de Brega en vehículos que transportaban baterías antiaéreas para posicionarse en Ajdabiya, unos 80 km más al este. La aviación leal a Gaddafi no operó en Brega, según el periodista de la AFP.

La compañía petrolera nacional libia anunció el domingo que los puertos petroleros ahora estaban ‘seguros’ y ‘operacionales’, pidiendo a los empleados del sector petrolero reintegrarse al trabajo y a las sociedades extranjeras que reinicien las exportaciones de crudo.

Las fuerzas leales al líder Muamar Gaddafi marchan hacia el este para ‘purgar el resto del país’ de rebeldes, declaró en Trípoli un portavoz del ejército libio, coronel Milad Hussein, en una conferencia de prensa.

‘Los grupos terroristas huyen ante los ataques. Hemos liberado Zauiya, Al Uqayla, Ras Lanuf, Brega, y el ejército marcha para purgar el resto del país’, declaró el coronel Hussein.

En Bengasi, cuartel general de la insurrección, la euforia inicial se ha ido transformando en temor y la población se preparaba para lo peor. Todas las líneas de teléfonos móviles estaban suspendidas y la atención dirigida hacia una eventual ayuda del extranjero.

Los occidentales van a salvarnos. Con la ayuda de Dios y la prohibición de sobrevolar el país, vamos a recuperar la iniciativa, comentó Abdul Salam Elamari, un empleado de oficina.Un bisnieto del ex rey Idriss 1º, Ahmed al Zubair el Senusi, que pasó 31 años en las cárceles del régimen por complot contra el dirigente libio, lanzó un llamado en este sentido.

‘Llamo al mundo a que nos ayude, que nos dé todo el apoyo posible, lo antes posible (...) Necesitamos armas y toda la ayuda posible", declaró Senusi a la AFP.