Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Mundo

Merkel adoptará la regla de oro

PARIS. La canciller alemana, Angela Merkel, se apuntó una victoria ante su opinión pública al defender en París su línea ortodoxa fiscal...

PARIS. La canciller alemana, Angela Merkel, se apuntó una victoria ante su opinión pública al defender en París su línea ortodoxa fiscal para Europa sin asumir demasiados riesgos, estimaron ayer, miércoles, los expertos.

Los analistas alaban sobre todo la idea adelantada el pasado martes por la canciller y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de que los países de la Eurozona inscriban en sus respectivas Constituciones el compromiso de reducir los déficits públicos como ya lo ha hecho Alemania.

Para Ulrike Guerot, directora de la oficina alemana del Consejo Europeo para las Relaciones Exteriores (ECFR), si por fin se adopta la llamada regla de oro, es decir, el equilibrio presupuestario, se habrá debido a la canciller.

‘Desde un punto de vista alemán, estaba claro que había que dar una señal, que de alguna manera Alemania tendrá un control de los gastos de los otros Estados’ y significa ‘alinear’ a los otros países con la política de estabilidad alemana.

Esta regla de oro es reclamada por los liberaldemócratas del FDP, socios en el gobierno de coalición que preside, lo que le permite marcar puntos a nivel nacional, recuerda.

El FDP, que está en su peor momento de popularidad, busca por todos los medios imprimir su marca en el gobierno y lidera el combate contra todo intento de mutualizar la deuda de los Estados europeos.

Sabine Von Oppeln, experta en integración europea en la Universidad Libre de Berlín, cree que una regla de oro adoptada voluntariamente por Estados miembros que no conlleve ‘sanciones, es una herramienta limitada’.

‘Visto desde Alemania, esto no es un gran éxito de la canciller’, estima, ‘pero se puede decir que en este contexto de crisis, Merkel, ha salido más bien airosa’.

Merkel no ha adoptado medidas que la harían una ‘visionaria para Europa’, nada de compromisos difíciles que gestionar sobre el plano interno como sería la creación de los eurobonos, como reclaman los países atacados por los mercados, señala Demesmay.

Merkel debe hacer votar antes de finales de septiembre las medidas decididas en julio por el Consejo Europeo para luchar contra la crisis de la deuda.