Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Mundo

Hollande promete irse de Afganistán

AFGANISTÁN. El presidente francés, François Hollande, hizo ayer, viernes, una sorpresiva visita a Afganistán para explicar a sus soldado...

AFGANISTÁN. El presidente francés, François Hollande, hizo ayer, viernes, una sorpresiva visita a Afganistán para explicar a sus soldados las razones por las que quiere anticipar su retirada de ese país tras diez años de guerra y dos antes que el resto de la fuerza de la OTAN.

Hollande confirmó que las tropas combatientes, unos 2,000 de los 3,550 militares presentes actualmente en Afganistán, partirán de aquí a final de año.

Los militares franceses que permanezcan después de 2012 estarán encargados de la formación de las tropas afganas y la retirada de material, entre otras tareas.

El presidente francés llegó al aeropuerto de Kabul, y partió ocho horas más tarde.

Lo acompañaron los ministros de Defensa, Jean-Yves Le Drian, y el de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius.

Hollande viajó inmediatamente a las base de Nijrab, en Kapisa (noreste) donde se encuentra estacionada la mayoría de los militares franceses.

Según su entorno, el presidente, que es también comandante en jefe de las fuerzas armadas, fue a ‘explicar personalmente’ a los soldados franceses las razones por las que decidió avanzar su retirada a fines de 2012, un año antes de la fecha prevista por su predecesor Nicolas Sarkozy y dos años antes que el resto de las fuerzas de la OTAN.

COMPROMISO

Más tarde, de vuelta a Kabul, Hollande se entrevistó con su homólogo afgano, Hamid Karzai.

El mandatario destacó su voluntad de mantener una presencia en Afganistán, pero ‘de otra manera’, centrada en aspectos ‘civiles y económicos’ y no tanto militares, para que los afganos sean ‘autosuficientes’.

‘La amenaza terrorista contra nuestro territorio como el de nuestros aliados y proveniente de Afganistán, aunque no ha desaparecido totalmente, ha sido controlada en parte’, sostuvo.

Además de las tropas, cuya repatriación no presenta dificultades particulares, el ejército francés deberá repatriar miles de toneladas de material, como 900 vehículos, 1,400 contenedores, tres aviones Mirage 2000 y 14 helicópteros.

Para retirar el material hay negociaciones en curso entre la OTAN y Pakistán, y a nivel bilateral, para que el país vecino reabra sus vías de paso después de cerrarlas porque en noviembre pasado 24 soldados paquistaníes murieron en un ataque aéreo de la Alianza.

Ochenta y tres soldados franceses murieron en Afganistán desde el inicio del despliegue de la fuerza de la OTAN a fines de 2001, tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.