30 de Sep de 2022

Mundo

Xi Jinping, el ‘príncipe rojo’

CHINA. Salvo sorpresa mayor, Xi Jinping va a gobernar China durante los próximos 10 años, y será el primer dirigente nacido después de l...

CHINA. Salvo sorpresa mayor, Xi Jinping va a gobernar China durante los próximos 10 años, y será el primer dirigente nacido después de la fundación del régimen comunista fundado por Mao Tsetung en 1949. Es un cuadro del partido que ha esperado el poder a la sombra de su predecesor, Hu Jintao, con una personalidad que es un enigma.

Xi Jinping es hijo de un héroe revolucionario y, por lo tanto, uno de los ‘príncipes rojos’, la aristocracia que gobierna China, un país convertido en la segunda potencia mundial bajo el liderazgo del Partido Comunista Chino (PCC).

Robusto y de rostro mofletudo, con el cabello negro separado por una raya impecable, Xi Jinping debe ser consagrado al término del congreso del PCC, el 15 de noviembre, un acontecimiento que será transmitido en vivo por televisión para los 1,300 millones de chinos.

Xi de 59 años, es probable que se mantenga por diez años como secretario general del PCC que va a heredar, como ya ocurrió con Hu Jintao, a quien también sucederá en el cargo de presidente de la República Popular China en marzo.

EL CAMBIO DE XI JINPING

La agencia AFP consigna que los nuevos líderes chinos son vistos como presuntos reformadores cuando asumen la función. Fue el caso de Hu Jintao, quien presidió un formidable auge económico, pero también un pesado inmovilismo político. Este podría ser también el caso de Xi según la agencia AFP.

El primero (Hu) es conocido por su aire austero, por la rigidez de sus gestos, casi robóticos. Xi Jinping sería más afable, sería hasta jovial y se le ve más relajado en la televisión. Más allá de la fachada, sin embargo, el hombre sigue siendo básicamente un enigma.

Según la agencia AFP expertos extranjeros consideran a Xi como un conservador sin carisma, que no cambiará el rumbo. Otros admiten que no disponen de muchos indicios de cómo va a gobernar.

DINASTÍA COMUNISTA

Su padre, Xi Zhongxun, fue uno de los fundadores de las guerrillas comunistas en el norte de China. Víctima de la Revolución Cultural de Mao (1966-1976), fue rehabilitado en los años 80 con el retorno al poder de Deng Xiaoping. Como millones de escolares y estudiantes universitarios, incluidos los ex guardias rojos de la Revolución Cultural, Xi Jinping fue enviado a los 15 años al campo, a Shaanxi, para ser reeducado por los campesinos. Fue allí que fue admitido en las filas del Partido, en 1974.

Seguirá siendo campesino hasta 1975, año en que fue admitido en la prestigiosa Universidad de Tsinghua, en Pekín, donde también estudió Hu, y donde se graduó en ingeniería química.

Lo que siguió fue la carrera clásica de un cuadro comunista, que sin llamar la atención y evitando los peligros, se vale de alianzas diversas para acceder a funciones cada vez más importantes. En marzo de 2008 es promovido a vicepresidente del Estado chino, y, en octubre de 2010, a vicepresidente de la poderosa Comisión Militar del PCC.