Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Mundo

Periodismo, profesión de alto riesgo

Una de las profesiones más sacrificadas y mal pagadas en gran cantidad de países del mundo es la de periodista. A esto hay que agregarle...

Una de las profesiones más sacrificadas y mal pagadas en gran cantidad de países del mundo es la de periodista. A esto hay que agregarle el alto riesgo que conlleva el ejercerla con objetividad en sus diferentes especialidades y las privaciones a que obliga la supervivencia. Relevante y materia de atención y revisión internacional lo constituyen las jubilaciones, pensiones y pagos por cesantía que, lógicamente, involucran a los comunicadores sociales. Ello por cuanto todos los seres humanos NO son objetos desechables, merecen y se han hecho acreedores, TODOS, a vivir con dignidad, derecho que se les niega a millones de empleados del sector privado y público en muchos países y que se agudiza al momento de jubilarse y recibir su pensión por tal calidad, emolumento que rebaja considerablemente sus ingresos y que somete a las personas a desmejorar más aún su calidad de vida. Es un deber de los Estados velar porque los ciudadanos, además de sus derechos por pago de cuotas, reciban un ingreso por los impuestos que pagaron mientras desempeñaron labores que generan riqueza y son la base de la existencia como país. Ambas prestaciones constituyen un derecho humano. Dentro de las diferentes actividades en que los ciudadanos sirven a la sociedad, existen algunas profesiones y oficios que desgastan más o que tienen mayores riesgos. Por tal motivo los Estados deben contar con un organismo independiente que represente los intereses de estos grupos que se consideran de mayor riesgo. Los miembros de las fuerzas armadas, incluidas las de policía, están entrenados y armados, aún así, corren riesgos, mismos a los que están expuestos los civiles que no portan armas pero que enfrentan riesgos por inseguridad. Las revisiones de riesgos por profesiones es materia de serias consideraciones y análisis en muchos países. Como de alto riesgo y subsistencia (esto último por persecuciones, asesinatos) es la profesión de periodista. Investigar e informar sobre delitos (asesinatos, desapariciones, violaciones, narcotráfico) y corrupción (oficial o privada), colocan al comunicador social en alto riesgo, no solo personal, sino familiar. Las pensiones por jubilación, en muchos países NO consideran ajustes anuales por aumento del costo de vida que someten al pensionado a una condena a muerte. La prestación estatal del pago por Cesantía, derivada del pago de impuestos y generación de riquezas por los ciudadanos, es un acto de justicia por un derecho incuestionable. Los Estados exigen y en muchos casos, maltratan a los ciudadanos, que al llegar a la condición de pensionado debe, al menos, reconocérsele estas prestaciones, con las que, además, estos continuarán aportando al crecimiento y desarrollo de sus países

MUNDO EN MARCHA