Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Mundo

Un millón de refugiados sirios

SIRIA. La guerra civil en Siria, que pronto cumplirá dos años, ha obligado a huir del país a más de un millón de personas, la mitad de e...

SIRIA. La guerra civil en Siria, que pronto cumplirá dos años, ha obligado a huir del país a más de un millón de personas, la mitad de ellas niños, anunció la ONU, que advierte de una ‘catástrofe absoluta’.

‘Con la huida de un millón de personas, con millones de desplazados en el interior del país y miles que siguen cruzando la frontera cada día, Siria se dirige hacia un desastre a gran escala’, dijo en un comunicado el comisionado de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres.

El número de refugiados que huyen de su país aumentó ‘de forma dramática’ desde el comienzo del año. Hay 400,000 refugiados sirios más desde el 1 de enero, afirma a Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). ‘Están traumatizados, sin nada y perdieron a miembros de su familia, cerca de la mitad de los refugiados son niños, en su mayoría menores de 11 años’, añadió ACNUR.

Muchos de ellos se han desplazado a Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto. Y cada vez más sirios huyen hacia América del Norte y Europa.

IMPACTO EN LA REGIÓN

El impacto de esta marea de refugiados en los países de acogida es ‘fuerte’, estima ACNUR. La población de Líbano aumentó un 10%, los servicios de energía, agua, salud y educación están al límite en Jordania y Turquía gastó más de 600 millones de dólares para instalar 17 campos de acogida y está construyendo más, destaca la agencia de la ONU. Irak recibió a más de 100,000 sirios a pesar de sus propias dificultades.

ACNUR advierte de que la capacidad de respuesta humanitaria se está agotando. ‘Estamos haciendo todo lo posible para ayudar, pero la capacidad de respuesta humanitaria alcanzó peligrosamente sus límites. Hay que detener esta tragedia’, agregó Guterres.

CONTINÚA LA BATALLA

Mientras tanto, los combates entre fuerzas del gobierno y rebeldes y los bombardeos seguían con la misma intensidad.

Helicópteros del ejército bombardearon enclaves rebeldes en el casco antiguo de Homs, sobre todo en Jaldiye. Es el cuarto día de una ofensiva del gobierno para recuperar las zonas en manos de insurgentes en esta ciudad del centro de Siria, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Aunque el gobierno de Bashar al Asad controla alrededor del 80% de la ciudad, bautizada por los rebeldes como ‘la capital de la revolución’, algunos de los barrios siguen en manos de los insurgentes a pesar de ocho meses de asedio.

En el noreste del país hubo bombardeos aéreos en Raqa, primera capital provincial que cayó el lunes en manos de los rebeldes, quienes capturaron además al gobernador y al responsable local del partido gobernante Baas, según el OSDH.

La violencia dejó el martes en todo el país 159 muertos, entre ellos 70 rebeldes, 47 civiles y 42 soldados, según el OSDH.