Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Mundo

Alerta en la economía mundial

La mayor economía del mundo no se recupera, solo burbujea El pequeño crecimiento de algún trimestre en la economía estadounidense se ha ...

La mayor economía del mundo no se recupera, solo burbujea El pequeño crecimiento de algún trimestre en la economía estadounidense se ha logrado gracias al endeudamiento por medio del crédito.

En la UE ya hasta Alemania hace malabares ante el desastre italiano, español y griego que se propaga y que, de remate, está asfixiando a sus pueblos, mientras Inglaterra y España se aferran al coloniaje e insisten en negarle la independencia a Escocia y Cataluña respectivamente.

Estas separaciones no son exigidas ahora, han sido de siempre.

El discurso de Obama es contradictorio y el lo sabe,como sabe lo que heredó desde antes de los nefastos 8 años de G. W. Bush. Conoce de los abusos internacionales contra gobiernos y personas, que son repudiados por su propio pueblo, cuyo sistema falla aún en educación, se refleja en sus jóvenes civiles y militares demostrandolo de acuerdo con lo que reciben: con violencia y denuncia. La población mundial, incluida la estadounidense conciente, instan al señor Obama y su gobierno, a que hagan los cambios para que, el mundo, sea más seguro.

Los instan a no mentir, como lo hizo Obama frente al féretro del gran Mandela al decir que ‘su lucha fue nuestra lucha y su triunfo fue el nuestro’ cuando sabe bien que gobiernos estadounidenses, como de otras potencias, catalogaban y tenían a Nelson Mandela en su lista negra de ‘terroristas’, lo atacaban y apoyaban al criminal régimen del apartheit que el combatía.

La población mundial los insta a que cambien en favor de la equidad. Que las naciones sean tratadas como socios, con respeto, sin desestabilización.

Sin utilizar subterfugios de combatir el narcotráfico cuando dentro de sus países se trafican las drogas y depositan sus ingresos en sus bancos; no utilizar el terrorismo como excusa para espiar, asesinar, destruir y practicar el terrorismo de Estado.

Otros aspectos que nunca se quieren atender son: la especulación con los precios y la sobrefacturación que roba divisas; la libre oferta y demanda estrangula a los consumidores repagando los bienes que compran y, presupuestos cónsonos para educación y salud.

Rusia y China, hoy, son los países que más contribuyen con la paz.

Su colaboración y acercamiento en Medio Oriente y hacia indoamerica (Latinoamérica)- fuente de materias primas, estabilidad económica y paz- son los pilares de equilibrio ante la insensatez y la voracidad. Ojala que la derecha mundial aterrice y se haga eco de las denuncias del Papa Francisco.

ANALISTA INTERNACIONAL