Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Mundo

Invasión rusa mientras Yanukóvich rompe a llorar

CRIMEA. Ucrania acusó a Rusia de efectuar una ‘invasión y ocupación militar’ luego de decir que fuerzas armadas rusas tomaron posiciones...

CRIMEA. Ucrania acusó a Rusia de efectuar una ‘invasión y ocupación militar’ luego de decir que fuerzas armadas rusas tomaron posiciones alrededor de una base de la guardia costera y en dos aeropuertos de la estratégica península de Crimea, reportó el Ministerio del Interior de Ucrania.

El nuevo ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, escribió en un mensaje en Facebook que el aeropuerto internacional de Belbek, en Sebastopol (puerto sobre el Mar Negro) fue bloqueado por militares rusos. ‘Solo puedo describir esto como una invasión y una ocupación militar’, agregó. Uno de esos militares, quien se identificó solo como Vladimir, dijo que eran parte de una ‘unidad de autodefensa’ que garantizaría que ningún ‘fascista’ llegase desde Kiev ni de ninguna otra parte.

En el aeropuerto de Simferópol, capital de Crimea, un fotógrafo de The Associated Press observó que militares armados con fusiles de asalto patrullaban el lugar ayer por la mañana.

No obstante, no se reportaron incidentes de violencia en ninguna de las áreas.

Moscú se mantuvo en silencio sobre las acusaciones, mientras el gobierno ucraniano pidió la intervención del Consejo General de la ONU, quien analizará la situación para evitar que empeore el conflicto.

POR LA INTEGRIDAD

Los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Polonia expresaron ayer su apoyo al Gobierno de transición ucraniano y a la ‘integridad territorial’ del país. ‘Estamos muy preocupados por la situación inestable de la región autónoma ucraniana de Crimea. Hay que hacer todo lo posible para reducir la tensión en la zona oriental y promover el diálogo pacífico entre las partes’, precisaron los tres ministros en un comunicado conjunto.

‘La situación que se vive en Ucrania sólo puede ser tratada de forma duradera si todas las fuerzas políticas se unen y persiguen un objetivo común’, indicaron los cancilleres, convencidos de que ‘la estabilidad política y las reformas en Ucrania necesitan de un gran consenso’.

Éstos apelaron a tener en consideración la diversidad de la sociedad ucraniana, lo que exige tender la mano a las regiones del este y del sur, teniendo en cuenta el conjunto de sus intereses legítimos, incluidos los derechos de las minorías, en particular.

‘PIDO PERDÓN’

El depuesto presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, rompió ayer a llorar al pedir perdón a su pueblo por la violencia de las últimas semanas, al tiempo que relató las peripecias de su huida de Kiev hasta territorio ruso.

‘Quiero pedir perdón. Si estuviera en Ucrania me arrodillaría ante cada uno. Me faltaron fuerzas para mantener la estabilidad e impedir la anarquía en el país’, admitió un emocionado Yanukóvich al concluir una rueda de prensa en la ciudad meridional rusa de Rostov del Don.

El derrocado mandatario repitió una y otra vez que no ha huido de su país, sino que abandonó Kiev, primero, y después Ucrania exclusivamente por motivos de seguridad. ‘Nunca huí. Me fui a Járkov para reunirme con los activos del Partido de las Regiones (que lo apoyaba). El coche fue ametrallado por todas partes’, aseguró.

Una vez en Járkov, dijo, los servicios de seguridad recibieron información sobre la llegada a la ciudad de grupos radicales provenientes de Kiev, por lo que se desplazó a su ciudad natal, Donetsk, capital de la cuenca hullera ucraniana. ‘No tuve miedo. Se trataba de adoptar medidas de seguridad’, observó.

Entonces, decidió cambiar de nuevo de refugio y viajó en helicóptero a Lugansk, región limítrofe con la Federación Rusa. ‘Los controladores militares nos advirtieron de que diéramos media vuelta. Advirtieron de que enviarían a los cazas de combate. Entonces, comenzó mi periplo por Ucrania’, precisó.

A partir de ahí, decidió desplazarse en coche a Crimea, donde dijo haber recibido llamadas telefónicas de sus familiares diciendo que les habían amenazado de muerte. ‘Incluso mi nieto más pequeño fue incluido en la lista de personas (del antiguo régimen) que hay que depurar. Mi hijo mayor fue a la guardería, lo recogió, me llamó y me dijo: ‘En tales condiciones, no puedo arriesgar a mi familia’’, denunció.

En cuanto a la elección de Rostov del Don, ciudad que se encuentra unos mil kilómetros al sur de Moscú, Yanukóvich confesó que en ella cuenta con un ‘viejo amigo’. Yanukóvich también negó que tenga cuentas en bancos extranjeros, acusación que tachó de ‘palabras vacías’ para desacreditarle a ojos de sus conciudadanos, con los que se propone estar ‘hasta el fin de su vida’.

El prófugo insistió en que es el legítimo mandatario de Ucrania porque, si el presidente no dimite y no ha sido impugnado y está vivo, ‘y como ven yo lo estoy, entonces soy el presidente en activo’.

Por último, la Fiscalía General de Ucrania anunció el comienzo del proceso de solicitud de extradición de Yanukóvich.