Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Mundo

Gobierno lanza operación antiterrorista en el este

El presidente inició un operativo para desalojar a los prorrusos que ocupan edificios gubernamentales.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, anunció ayer el comienzo de una operación antiterrorista en la región de Donetsk, en el sureste del país. ‘El objetivo de estas acciones, vuelvo a subrayarlo, es defender a los ciudadanos de Ucrania, frenar el terror y los intentos de desmembrar el país’, declaró Turchínov al inaugurar la sesión plenaria de la Rada Suprema, el Parlamento ucraniano.

El Gobierno había dado de plazo hasta la mañana de ayer para que los prorrusos depusieran las armas y desalojasen los edificios administrativos que mantienen ocupados, dando garantías a los activistas de que no serían perseguidos judicialmente si acataban el requerimiento de las autoridades.

Por su parte, el jefe de la operación antiterrorista, el general Vasili Krútov, advirtió que ‘no habrá más ultimátums’ y que el Ejército ucraniano ‘combatirá a los invasores extranjeros’. ‘Los ultimátums son un asunto de civiles. Esto es una operación militar’, dijo Krútov.

Con la paciencia agotada, una veintena de blindados del Ejército ucraniano se dirigió a la localidad de Izium, a unos 40 kilómetros de la ciudad de Sláviansk, baluarte de las milicias prorrusas. Los blindados, en los que ondeaban banderas ucranianas, aparcaron en un cruce de carreteras junto al cual aterrizaron dos helicópteros de transporte militar, según pudo comprobar Efe.

En otra ciudad de la región separatista, Kramatorsk, el Ministerio de Defensa ucraniano también comenzó otra ‘operación especial’ para recuperar el aeropuerto de la ciudad, lo que causó varios muertos. ‘Sí, hay muertos’, aseguró a la agencia UNN un portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania. Según la agencia rusa RIA Novosti, que citó a un portavoz de las milicias populares en Kramatorsk, al menos cuatro manifestantes habrían muerto y otros dos habrían resultado heridas en los enfrentamientos.

En el canal ‘Rusia 24’, el mismo portavoz aseguró que cazas ucranianos abrieron fuego contra ‘civiles’ que se acercaron al aeródromo para convencer supuestamente a los soldados de que se pasaran a su bando. ‘Los militares abrieron fuego contra ellos. Dos minutos después dos cazas despegaron y comenzaron a disparar desde sus cañones contra los civiles a una altura de diez metros’, informó el portavoz.

Kiev, sin embargo, confirmó que no hay ni fallecidos ni heridos, al menos en su bando. Momentos después, el presidente confirmó que el aeródromo había sido recuperado por las fuerzas ucranianas.

‘GUERRA CIVIL’

El primer ministro ruso Dmitri Medvedev declaró ayer que Ucrania ‘está al borde de la guerra civil’.

‘Seré breve: Ucrania está al borde de la guerra civil, da miedo’, manifestó y expresó sus esperanzas de que las ‘autoridades de facto’ de Ucrania se muestren razonables y no permitan ‘esta especie de terrible confusión’.

El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó a la comunidad internacional a condenar el uso de la fuerza por parte de las autoridades de Kiev durante una conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. ‘En particular, Putin subrayó que Rusia espera de la ONU y de la comunidad internacional una firme condena de estas acciones anticonstitucionales’, informó el Kremlin en un comunicado.

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, defendió la ‘contención’ mostrada por el Ejército de Ucrania en una situación ‘volátil y peligrosa’. Asimismo, Carney reiteró que Washington ‘no considera asistencia letal’ a Ucrania al afirmar que la Administración del presidente Barack Obama no cree que la solución a esta crisis sea militar.

‘El objetivo de EEUU es continuar con la presión a Rusia para que entienda que la comunidad internacional está unida en el respaldo a la soberanía de Ucrania y su integridad territorial’, precisó.