Temas Especiales

11 de May de 2021

Mundo

Amnistía denuncia ejecuciones de detenidos por gobierno de Irak

En un comunicado, AI señala que detenidos que han sobrevivido y sus familiares han aportado información

Amnistía denuncia ejecuciones de detenidos por gobierno de Irak
Víctimas.

Amnistía Internacional (AI) informó hoy de que ha reunido pruebas sobre supuestas ejecuciones extrajudiciales de decenas de detenidos por fuerzas del Gobierno de Irak y milicias chiíes en varias ciudades iraquíes.

En un comunicado, AI señala que detenidos que han sobrevivido y sus familiares han aportado información sobre estas supuestas actividades en las ciudades de Talafar, Mosul y Baquba.

Al parecer, las fuerzas iraquíes han perpetrado ataques de venganza contra detenidos suníes antes de retirarse de Talafar y Mosul, en el norte de Irak, según AI. Estas ciudades están ahora bajo el control de los radicales del Estados Islámico de Irak y del Levante (EIIL).

La organización defensora de los derechos humanos, con sede en Londres, afirma que las fuerzas gubernamentales y las milicias chiíes han tratado de impedir los esfuerzos del EIIL por capturar la ciudad de Baquba, en el centro de Irak.

"Las informaciones sobre múltiples incidentes en los que detenidos suníes han sido asesinados a sangre fría mientras estaban en custodia de las fuerzas iraquíes son profundamente alarmantes", señaló Donatella Rovera, asesora sobre crisis de AI.

Según Rovera, que se encuentra en el norte de Irak, estas matanzas parecen ser en represalia por los avances de EIIL. "Incluso en medio de una guerra, hay reglas que nunca pueden ser infringidas.

La matanza de prisioneros es un delito de guerra. El Gobierno debe ordenar inmediatamente una investigación imparcial e independiente sobre las muertes y asegurar que sus responsables sean llevados ante la Justicia", subrayó la asesora de AI.

Los que han sobrevivido a estos ataques y sus familiares han afirmado a AI que unos cincuenta detenidos suníes fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales en el edificio de la Agencia Antiterrorista en Talafar la noche del 15 de junio.

Una persona que consiguió escapar relató que cuatro soldados entraron en la habitación dónde él estaba retenido y empezaron a disparar al azar, agrega la organización no gubernamental.

Al mismo tiempo, AI pide a EIIL y a las fuerzas de todos los grupos del conflicto iraquí que pongan fin a las matanzas sumarias y las torturas de detenidos, así como los ataques deliberados e indiscriminados contra civiles, pues constituyen crímenes de guerra.