Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Mundo

Reunión entre Valls y Merkel deja una importante petición

El Primer Ministro francés Manuel Valls pidió abiertamente a la primera potencia económica de la Eurozona que aumente el gasto público.

Reunión entre Valls y Merkel deja una importante petición
La canciller alemana Angela Merkel y el Primer Ministro francés Manuel Valls se reúnen durante su visita a Berlín.

El primer ministro francés, Manuel Valls, pidió este martes a Alemania que utilice el margen que le dan sus buenas finanzas públicas para invertir más y contribuir al crecimiento económico de una Eurozona estancada.

En el segundo y último día de su visita a Berlín, Valls pidió abiertamente a la primera potencia económica de la Eurozona que aumente el gasto público."Cuando se tienen necesidades confirmadas, y cuando la situación presupuestaria autoriza el gasto, entonces hay que saber invertir", dijo Valls ante un foro de empresarios alemanes."Necesitamos a Alemania para favorecer una evolución de la situación económica en la zona euro", cuyo crecimiento se estancó en el segundo trimestre, añadió Valls.

El dirigente reconoció sin embargo que esa idea no es "del todo compartida" por el gobierno de Angela Merkel, que ha hecho del equilibrio presupuestario el año próximo su gran prioridad económica.La canciller insiste en que la reactivación económica debe venir de la inversión de las empresas privadas, y no del gasto público.

"Ahora lo importante es encontrar más posibilidades de llevar a los capitales privados a hacer inversiones", reiteró este martes Merkel ante un grupo de industriales reunidos en la capital."Cuando Francia grita 'crecimiento', Alemania oye 'más deuda', y cuando Alemania exige 'reformas', Francia oye 'ahorro mortal'", escribía en un editorial este martes el diario alemán Die Welt, ilustrando el diálogo de sordos entre París y Berlín sobre la forma de reactivar la economía.

La visita de Valls tiene lugar en un ambiente caldeado por la prensa y varios dirigentes alemanes, que acusan a Francia de ser poco seria con sus finanzas públicas. Recientemente, París postergó a 2017 el objetivo de reducir su déficit público por debajo del 3%, como estipula el Pacto europeo de Crecimiento y Estabilidad.

En ese sentido, Manuel Valls aseguró de nuevo que para recuperar su competitividad Francia tiene un programa serio de reformas, coincidiendo con la confirmación oficial del dato de que la economía francesa se estancó en la primera mitad del año."Francia avanza; está en movimiento", dijo Valls, matizando que a diferencia de la Alemania de principios de los años 2000, "no es posible ni deseable" acometer en su país "una fuerte moderación salarial".