Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

Rousseff promete ‘cambiar lo malo’

La mandataria ofreció un gobierno nuevo con ideas nuevas y mejorar planes de salud, educación empleo

Rousseff promete ‘cambiar lo malo’
Dilma Rousseff saluda a sus partidarios después de uno de sus mítines.

La presidenta brasileña y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, concluyó ayer su propaganda en televisión para las elecciones del domingo y ofreció al país un ‘Gobierno nuevo con ideas nuevas’, para ‘mantener lo bueno y cambiar lo malo’.

Rousseff aprovechó sus doce minutos gratuitos en las pantallas para hacer un largo repaso de lo realizado durante su gestión, que comenzó el 1 de enero de 2011, pero también para destacar todos los avances sociales experimentados por el país durante los ocho años que gobernó su antecesor y mentor, Luiz Inácio Lula da Silva.

El expresidente, uno de los políticos más carismáticos del país, también surgió en el espacio de Rousseff para insistir en que su segundo mandato fue mucho mejor que el primero y expresar su ‘más absoluta convicción de que así será con Dilma’.

Sin citar a Marina Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) y principal amenaza para la reelección de la actual mandataria, según todas las encuestas, Rousseff volvió a censurar la ‘nueva política’ que ofrece la ecologista. ‘Hay candidatos que ofrecen algo nuevo, pero no dicen realmente qué van a hacer, no tienen propuestas concretas y lo único concreto que ofrecen es continuar con lo que se está haciendo’, declaró Rousseff en alusión a los vastos programas sociales de su Gobierno, que todos los otros candidatos prometen mantener.

No obstante, insistió en que su eventual segundo mandato se resumirá en la frase ‘Gobierno nuevo con ideas nuevas’, con renovados planes para mejorar la salud, la seguridad, la educación, la generación de empleo, reducir la burocracia y endurecer combate a la corrupción. ‘Es necesario mantener y ampliar todas las conquistas y corregir lo que es necesario, pero eso será mucho más fácil para mí’, dijo la mandataria, quien según los sondeos ganará el domingo pero sin superar el preceptivo 50 %, por lo que disputaría una segunda vuelta frente a Marina Silva, en la que también se impondría.

Rousseff pidió a los electores que el domingo, antes de votar, se pregunten ‘quién tiene más experiencia, quién tiene fuerza y apoyo político, quién tiene compromiso con los trabajadores, quién aumentó el empleo y los salarios en medio de la peor crisis global’.

En sus palabras finales, incidió en esos aspectos, instó a los electores a reflexionar sobre esas cuestiones y pidió al país que ‘vaya a votar con conciencia, paz y amor en el corazón’.