20 de Feb de 2020

Mundo

Turquía dice que no hay nuevo acuerdo con EEUU para usar sus bases contra EI

"No hay ningún nuevo acuerdo sobre Incirlik. El uso continúa en el marco de los anteriores acuerdos", de acuerdo al Primer Ministro

Turquía dice que no hay nuevo acuerdo con EEUU para usar sus bases contra EI 
La lucha en la frontera entre Siria y Turquía continúa.

El Gobierno turco aseguró hoy que no ha llegado a un nuevo acuerdo para permitir a Estados Unidos utilizar su base aérea de Incirlik, en el suroeste del país, cerca de Siria, en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"No hay ningún nuevo acuerdo sobre Incirlik. El uso (de la base) continúa en el marco de los anteriores acuerdos. Hay demandas y expectativas (del lado estadounidense) y las negociaciones continúan", indica la Oficina del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu en una nota.

Este comunicado matiza las afirmaciones de Susan Rice, principal asesora de seguridad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien declaró a la cadena NBC que Turquía permitirá a la coalición internacional el uso de sus bases militares para sus ataques aéreos contra el EI. "Es un nuevo compromiso y lo acogemos con gran satisfacción", dijo Rice.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ya adelantó la semana pasada que el uso de las bases militares turcas era una de las peticiones clave para Washington en su lucha contra el EI. Se prevé que un equipo del Departamento estadounidense de Defensa viaje a Turquía esta semana para ultimar los detalles del acuerdo que aún negocian ambas partes.

Según Rice, asimismo las fuerzas de la coalición podrán usar el territorio turco para dar entrenamiento a grupos rebeldes de la oposición siria, lo que Turquía ha confirmado también. "Hay un acuerdo sobre la formación (militar) de la oposición, pero no está claro dónde y cómo serán entrenados", señala el comunicado oficial turco.

Davutoglu explicó ayer al diario turco "Star" que desde Incirlik "continúan los vuelos de reconocimiento a Irak" y añadió que se sigue negociando su uso para operaciones de mayor envergadura. Enumeró las condiciones de Turquía para abrir Incirlik a esas operaciones: establecer una zona de exclusión aérea en Siria, así como una "franja segura" para los refugiados sirios, que en Turquía ascienden a unos 1,3 millones de personas.