Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Mundo

Poroshenko: "líderes apoyaron en Milán el plan de paz"

Poroshenko hizo estas afirmaciones tras la reunión mantenida en la ciudad italiana con el presidente ruso, Vladímir Putin

Poroshenko:
El Premier italiano Matteo Renzi estrecha la mano del presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aseguró hoy que todos los participantes en la reunión de Milán apoyaron la implementación del Memorándum de Paz de Minsk, incluido la celebración de elecciones en las zonas bajo control rebelde.

"En primer lugar, las partes abogaron firmemente por la implementación del Memorándum de Minsk y centrarán sus esfuerzos en la aplicación de esos 12 puntos", aseguró Poroshenko, citado por la Presidencia ucraniana.

Poroshenko hizo estas afirmaciones tras la reunión mantenida en la ciudad italiana con el presidente ruso, Vladímir Putin; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, formato conocido como el Cuarteto de Normandía.

"En segundo lugar, se acordó que las elecciones locales del 7 de diciembre en el este de Ucrania "deben basarse en la ley que promulgué ayer", dijo, en alusión al estatus de autogobierno por tres años que Kiev ha concedido a los separatistas prorrusos. Por ello, agregó, "las elecciones deben transcurrir en el territorio que fue establecido por el protocolo a fecha, 19 de septiembre".

Al respecto, los separatistas ya han adelantado que no celebrarán ninguna elección convocada por Kiev, incluido los comicios parlamentarios del 26 de octubre. El Memorándum de Paz de Minsk incluye también la creación de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros y el control de la frontera ruso-ucraniana, entre otras cosas.

Previamente, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que la reunión de Milán constató los "muchos desacuerdos" y "falta de entendimiento" sobre Ucrania entre el presidente ruso, Vladímir Putin, Poroshenko y los líderes europeos. Peskov tachó de "inflexible" la postura de algunos de los participantes en la reunión, quienes -dijo- "manifestaron una absoluta renuencia a intentar ser objetivos a la hora de valorar los sucesos en el este de Ucrania".