24 de Feb de 2020

Mundo

China prohíbe clubes privados dentro de edificios históricos y parques

Los restaurantes lujosos, gimnasios, balnearios y hoteles también se encuentran en la lista de establecimientos que no pueden abrirse

China prohíbe clubes privados dentro de edificios históricos y parques
Reunión presidencial entre Xi Jinping y Milos Zeman, presidente de República Checa.

Las autoridades chinas emitieron hoy un decreto que prohíbe establecer clubes privados en el interior de edificios históricos, parques y otras instalaciones públicas, dentro del marco de la campaña contra el hedonismo y el despilfarro entre los funcionarios.

Los clubes privados instalados dentro de edificios históricos y parques han dañado los intereses públicos, han propagado la corrupción y han provocado un fuerte descontento entre los ciudadanos, según una directriz hecha pública por la oficina general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado (el gabinete chino).

El decreto conjunto ha sido elaborado originalmente por 10 ministerios. Los restaurantes lujosos, gimnasios, balnearios y hoteles también se encuentran en la lista de establecimientos que no pueden abrirse en edificios históricos o parques.

Además, los clubes de membresía en edificios históricos y parques que no estén abiertos al público deben cerrarse. Asimismo, se exigirán responsabilidades a los funcionarios que hayan cometido negligencias y mala conducta dentro de la campaña anticorrupción, según el decreto, que afirma que los recursos públicos de los sitios históricos y parques deben ser puestos bajo la supervisión pública.

La indignación ciudadana se ha ido incrementando contra los clubes privados, que suelen haber sido construidos ilegalmente con recursos públicos, a veces en edificios históricos o parques, y frecuentados por los poderosos y los ricos.

El PCCh ha venido combatiendo efectivamente la corrupción desde que Xi Jinping asumiera el poder en noviembre de 2012, priorizando la lucha contra la decadencia y corrupción de funcionarios, prohibiendo banquetes lujosos, decoraciones florales en salas de reunión, licores caros y exquisiteces tales como aleta de tiburón y regalos lujosos durante las fiestas. Los funcionarios también han recibido la orden de no usar dinero público para participar en programas de capacitación caros.