Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Mundo

Pakistán ejecuta a dos presos tras el ataque a la escuela de Peshawar

El Gobierno de Pakistán ya advirtió ayer de que en los próximos días ejecutaría a 17 insurgentes condenados por actos de terrorismo.

Pakistán ejecuta a dos presos tras el ataque a la escuela de Peshawar
Pakistán se encuentra conmocionado tras el asalto a la escuela, al que el Gobierno de Sharif reaccionó anunciando que los terroristas serán condenados a muerte.

Pakistán ejecutó hoy a dos condenados por terrorismo, dos días después de que su primer ministro, Narwaz Sharif, levantase la moratoria sobre la pena capital a consecuencia del sangriento ataque del martes a una escuela en Peshawar.

Según informó hoy la cadena paquistaní Geo, los ejecutados fueron Aqeel, conocido como doctor Usman, un exsoldado acusado de un ataque contra el Ejército paquistaní en 2009, y Arshad Mehmood, condenado por un intento de asesinato en 2003 contra el expresidente Pervez Musharraf.

Los dos presos fueron ejecutados a las 21.00 hora local (16.00 GMT) en Faisalabad (este de Pakistán), según Geo.

El Gobierno de Pakistán ya advirtió ayer de que en los próximos días ejecutaría a 17 insurgentes condenados por actos de terrorismo, pese a que la ONU le reclamó que no levantara la moratoria sobre la pena de muerte, vigente desde 2008.

El primer ministro Sharif anunció el miércoles que los acusados de terrorismo no estarán ya amparados por la moratoria de la aplicación de la pena de muerte en Pakistán.

La decisión de Sharif se produjo después de que un grupo talibán provocara el martes una masacre en una escuela de Peshawar, donde mató a 132 niños y nueve profesores, tras entrar en el recinto escolar, donde lanzaron granadas y fueron clase por clase disparando.

Pakistán se encuentra conmocionado tras el asalto a la escuela, al que el Gobierno de Sharif reaccionó anunciando que los terroristas serán condenados a muerte y prometiendo mayor compromiso aún en la lucha contra los talibanes.

Según fuentes oficiales, en Pakistán hay 7.135 condenados a muerte, cifra que Amnistía Internacional eleva a 8.000, pero, aunque los tribunales del país siguen emitiendo sentencias, no se realizaban ejecuciones desde 2008.