Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Mundo

Gérmenes, pobreza y guerra

La evolución de la humanidad siempre ha supuesto una lucha frontal contra la propagación de gérmenes de todo tipo

El 19 de octubre del año pasado, una niña de dos años presentaba los primeros síntomas de la enfermedad del virus del Ébola (EVE), mientras se hallaba en Beuila (Guinea).

Al día siguiente viajó a Mali, donde fue internada en el Hospital Fousseyni Daou de Keyes.

Varias pruebas realizadas en el Centro de Investigaciones para Tuberculosis y SIDA de Mali dieron positivo para la paciente. Falleció el 24 de octubre.

No existen barreras naturales para la transmisión de las enfermedades. Ante esta realidad, actúa hoy la Organización Mundial de la Salud, respetando la libre circulación de las personas, salvo se confirmen casos de EVE.

La evolución de la humanidad siempre ha supuesto una lucha frontal contra la propagación de gérmenes de todo tipo, pues se las puede vencer.

Recientemente el expresidente estadounidense Jimmy Carter, durante la inauguración en el Museo Americano de Historia Natural de la exposición titulada ‘Cuenta regresiva a cero’, dijo que en el mundo únicamente quedaban 126 casos de la enfermedad del gusano de Guinea.

Hace tan solo tres décadas atrás, cuando el Centro Carter se dispuso a combatir la enfermedad existían aproximadamente 3.5 millones afectadas por el gusano de Guinea.

Se trata de una dermatosis provocada por un parásito que penetra el cuerpo humano y que migra del intestino a otros órganos. Aunque no es mortal, si resulta muy dolorosa.

De todas las enfermedades que se han producido en la humanidad a través de su historia evolutiva, la viruela fue la más mortal, 300 millones de muertos.

La viruela está ya erradicada en el mundo y, junto a la peste bovina, son las dos únicas enfermedades que han sido totalmente controladas por la ciencia médica.

La viruela se transmitía de manera parecida al virus del Ébola, mediante los fluidos corporales.

El Ébola está muy lejos de ser una pandemia, como la enfermedad del sarampión (200 millones), o el caso de la gripe del 18 (Ira Guerra Mundial) que entre 50 a 100 millones de muertos.

Las distintas sociedades humanas han evolucionado según hayan controlado las enfermedades, las guerras y las hambrunas.