La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Mundo

EEUU ayudará desde el aire en la toma de la ciudad iraquí de Tikrit

Según indicó el portavoz adjunto del Pentágono, el coronel Steve Warren, el Gobierno de Irak ha requerido el apoyo de la coalición en Tikrit

Varios soldados iraquíes vigilan la trinchera defensiva de Kerbala, al sur de Irak, hoy, miércoles 18 de marzo de 2015. El ejército iraquí ha construido una trinchera de 45 kilómetros en la frontera entre las provincias de Kerbala y Al Anbar, con el fin de protegerlas de posibles ataques del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ha tomado el control de extensas zonas en las provincias de Nínive, Saladino (norte) y Al Anbar (oeste). .

Estados Unidos contribuirá con apoyo aéreo a la toma de la ciudad iraquí de Tikrit, que se encuentra en manos de los yihadistas del Estado Islámico (EI), una operación que se ha estancado tras los avances de la pasada semana.

Según fuentes consultadas por el diario The Washington Post, los bombardeos aéreos ya han comenzado en Tikrit, aunque los estadounidenses mantienen la cautela por la presencia de asesores militares iraníes en ese frente.

El apoyo de la coalición liderada por Estados Unidos se anuncia cuando soldados de las Fuerzas Armadas iraquíes, apoyados por milicias chiítas entrenadas por Irán y tribus suníes opuestas al EI, intentan finalmente controlar la ciudad a orillas del Tigris.

No obstante, Estados Unidos ha negado insistentemente coordinarse o dar apoyo a milicias que se coordinan con Irán y reitera que la asistencia militar se limita al Ejército iraquí, compuesto en su mayoría por chiítas.

Pese a todo, la ofensiva sobre Tikrit ha estado liderada por unos 20.000 milicianos chiítas entrenados y pertrechados por Irán, e incluso fuentes locales aseguran que responden a las órdenes del general iraní Qasem Suleimani, jefe de la Brigada Al Quds.

Las fuerzas chiítas, las del Ejército iraquí y de las tribus suníes no han conseguido tomar el control de la ciudad pese a los avances de la semana pasada frente al EI.

La toma de Tikrit, ciudad situada en el corazón del Irak suní, es clave para avanzar hacia Mosul, la segunda ciudad del país y desde el pasado junio en manos de los yihadistas del Estado Islámico.