Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Mundo

La oposición pide explicaciones al primer ministro

Básicamente, la idea era apropiarse de todos los números de identificación fiscal (NIF) de los contribuyentes y empresas mediante el pirateo

La oposición pide explicaciones al primer ministro
Alexis Tsipras enfrenta el escrutinio de la oposición.

Diputados de la oposición griega reclamaron este lunes al primer ministro heleno, Alexis Tsipras, que aclare si tenía conocimiento de los supuestos planes del exministro de Finanzas Yanis Varufakis de crear un sistema de pagos paralelo que sustituiría al euro en caso de necesidad.

La revelación realizada este fin de semana por el diario Kathimerini llevó a 24 diputados del partido Nueva Democracia a exigir a Tsipras que diga si tenía conocimiento de los detalles de este plan, si había sido aprobado por él y qué iniciativas tiene previsto tomar para investigarlo.

La información, confirmada parcialmente por el propio Varufakis, apunta a que el exministro proponía piratear la web de la Secretaría General de Ingresos Públicos.

Básicamente, la idea era apropiarse de todos los números de identificación fiscal (NIF) de los contribuyentes y empresas mediante el pirateo de la información en las oficinas de la Secretaría General de Ingresos.

En una conversación con representantes de varios fondos de riesgo, que fue grabada bajo el consentimiento de Varufakis y cuyo contenido desveló Kathmerini, el entonces todavía ministro afirmó que esta Secretaría General está plenamente bajo control de la troika.

El plan contemplaba que en paralelo al pirateo, se hubieran creado cuentas secretas para todos los ciudadanos y empresas, asignadas cada una al NIF correspondiente, de forma que ‘de la noche a la mañana' el Estado hubiera podido estar en condiciones de hacer transferencias digitales mediante el procedimiento de pagarés.

Un sistema bancario paralelo de estas características hubiera posibilitado hacer frente a una eventual asfixia por parte del Banco Central Europeo (BCE), pero, según confesó Varufakis en declaraciones al diario británico Daily Telegraph, el primer ministro nunca le dio permiso para activar el plan.