28 de Feb de 2020

Mundo

Monitor Internacional La economía global seguirá cayendo

Este negro panorama venía anunciándose hace meses

Los eventos políticos están sumando olas de inestabilidad en los países, pero serán los problemas económicos los que podrían acelerar la caída de algunas naciones consideradas hasta hace muy poco, poderosas y seguras. El Fondo Monetario Internacional (FMI), en la víspera del inicio del G20, este viernes en Ankara, advierte de graves riesgos de caída en el crecimiento global. En términos simples, lo que el organismo financiero destaca es que hay una combinación excesivamente peligrosa entre varios elementos, por ejemplo, una ralentización de la expansión en China y una volatilidad de los mercados.

Según una nota de trabajo que preparó un grupo de funcionarios del FMI, antes de la reunión del G20 y que será presentada en las reuniones de los ministros financieros, el panorama global es peligroso por los riesgos de continuar con un dólar más fuerte, a la vez la depreciación monetaria de los países con mercados emergentes, una caída de los precios de la materias primas (incluso el petróleo y el gas) y el ingreso de capitales (inversiones) más débil.

Este negro panorama venía anunciándose hace meses. Desde el pasado mes de julio, el FMI venía rebajando los pronósticos de crecimiento para el presente año, entre ellos importantes regiones como América Latina, en la que se hizo caer el índice de crecimiento a menos del 1.9%, pero fueron los problemas de la economía del gigante asiático lo que hizo tambalear el mundo bursátil, desde Wall Street hasta la plaza bursátil de Shanghái.

Hace unas semanas, se produjo la desaceleración del comercio chino, bajo su demanda de materias primas en América Latina. Las naciones más afectadas han sido Brasil, México, Ecuador, Argentina y Colombia.

En los documentos preparados por los expertos del FMI, se pronostica un crecimiento global del 3.3% para el 2015. Y para China, en medio de los temores de una mayor desaceleración y los pánicos que originaron la devaluación del yuan, se pronostica un crecimiento para este país del 6.5%. La reunión en Ankara concluye el sábado y hasta entonces conoceremos sus conclusiones.