Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Mundo

Turquía llora las víctimas del atentado que cobró 95 vidas

Llegaron desde los cuatro rincones de Turquía para recoger los cuerpos de sus seres queridos.

Turquía llora las víctimas del atentado que cobró 95 vidas
Familiares recibían, ayer, los restos de las víctimas.

Llegaron desde los cuatro rincones de Turquía para recoger los cuerpos de sus seres queridos.

Frente a la morgue, los familiares de las víctimas del atentado de Ankara afrontaban el domingo el duelo con pena, rabia e incredulidad.

Sólo el trajín regular de los coches fúnebres rompe el silencio. Debajo de tiendas, sentados en alfombras o en mantas, cientos de hombres y mujeres de todas las edades esperaban, entre lágrimas, bajo una fina lluvia, que les entregaran los restos de sus familiares.

La multitud aplaudía tímidamente cada vez que se acercaban los coches fúnebres. Los que intentaban gritar consignas eran acallados por los demás. 'Ya no es momento para banderas o consignas', explicó una joven de 23 años, ‘En el sur o en el sureste de Turquía estamos acostumbrados a los muertos, a los mártires, pero aquí no', expresó entre lágrimas.

‘Esta vez mataron a cerca de cien personas en el centro de la capital ¿se dan cuenta?', preguntó, impotente.

Eran las 10:04 locales (07:04 GMT) del sábado, cuando dos explosiones segaron la vida de al menos 95 personas y dejaron heridas a 500.

Los manifestantes participaban en una marcha por la paz, en un momento en que en el sudeste del país resurge el conflicto entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).