Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Mundo

Extrema derecha sale victoriosa en comicios regionales

El partido dirigido por Marine Le Pen llega en cabeza al menos en seis de las 13 regiones de Francia

El ultraderechista Frente Nacional (FN) obtuvo un éxito histórico el domingo en la primera vuelta de las elecciones regionales francesas, con cerca de 30% de los votos a nivel nacional y en primera posición en seis de las 13 regiones de Francia.

A nivel nacional el FN obtuvo entre 29.5 y 30.8 de los votos a nivel nacional, según los institutos de sondeo, por delante de la derecha (27% a 27.4%) y del gubernamental Partido Socialista (22.7% a 23.5%).

El partido dirigido por Marine Le Pen llega en cabeza al menos en seis de las 13 regiones de Francia.

Y sobrepasa ampliamente a la oposición de derecha y al gubernamental Partido Socialista en tres regiones claves: el norte (Norte Paso de Calais Picardía), donde se presenta Marine Le Pen, en el sudeste (Provenza Alpes Costa Azul), donde la candidata es su sobrina Marion Maréchal Le Pen, y en el noreste (Alsacia Champaña Ardenas Lorena), donde se presenta el vicepresidente del partido, Florian Philippot.

Marine Le Pen obtuvo en el norte entre 40.3 y 43% de los votos. Marion Maréchal Le Pen entre 41.2% y 41.9% en el sudeste.

Tras anunciarse las estimaciones, Marine Le Pen afirmó que es un ‘resultado magnífico' que recibe ‘con humildad y un profundo sentido de las responsabilidades'. Podemos ‘realizar la unidad nacional que el país necesita', agregó.

Por su parte, Florian Philippot, reivindicó la condición de ‘primer partido de Francia'.

Estas elecciones regionales adquirieron un cariz nacional a raíz de los atentados de París y del previsto avance de la extrema derecha, ahora confirmado.

Son además el último test electoral antes de la presidencial de 2017.

Más de 44 millones de electores eran convocados a las urnas para elegir los consejos que gobernarán las 13 regiones del país, pero poco menos de la mitad de ellos votaron.

Tres semanas después de los más graves atentados sufridos en Francia, que dejaron 130 muertos y unos 350 heridos, las elecciones tuvieron lugar en estado de emergencia, con medidas de seguridad reforzadas alrededor de las mesas electorales.

Sarkozy rehúsa aliarse con la izquierda contra el FN -El Frente Nacional, que está en buena posición para ganar, por vez primera, al menos dos regiones en la segunda vuelta.