Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Mundo

El jefe del Pentágono quiere más contribuciones en lucha contra el EI

Mientras tanto, miles de combatientes de la organización yihadista se han desplegado en Libia

El jefe del Pentágono quiere más contribuciones en lucha contra el EI 
Estado Islámico.

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, se reúne el jueves en Bruselas con sus homólogos de los países de la coalición contra el grupo Estado Islámico (EI) para hacer balance de las operaciones e intentar obtener más contribuciones.

Unos 18 meses después de que esta coalición liderada por Estados Unidos comenzara a bombardear objetivos del EI en Siria, Carter espera que la intensificación de las actividades del grupo yihadista en todo el mundo, especialmente su despliegue en Libia, inciten al resto de países a asumir mayores compromisos militares y financieros.

A medida que se aproximaba la reunión de la OTAN el miércoles y jueves en Bruselas, Carter ha utilizado una combinación de diplomacia discreta y de reproches públicos, llegando a acusar incluso a algunos de los 66 miembros de la coalición, que no nombró, de "no hacer nada de nada".

Un alto responsable estadounidense de Defensa declaró el miércoles que Estados Unidos no buscaba únicamente compromisos mayores en términos de apoyo militar y financiero, sino también ideas.

"El secretario [de Defensa] urgirá a sus homólogos a ser creativos, a expresarse para contribuir a la reflexión sobre cómo llevar a cabo la campaña", declaró este responsable, que pidió el anonimato. "No existe un monopolio de las buenas ideas".

Desde el inicio de sus operaciones, la coalición contra los yihadistas ha efectuado más de 10.000 ataques aéreos en Irak y en Siria. El Pentágono estima que el EI ha perdido durante este período un 40% del territorio que ocupaba en Irak y un 10% del que controlaba en Siria.

Aunque el EI ha perdido por ejemplo el control de la ciudad iraquí de Ramadi, al oeste de Bagdad, la reconquista de Mosul (norte), segunda ciudad de Irak, o de Raqa, bastión del EI en el este de Siria, tardaría en llegar varios meses.

Mientras tanto, miles de combatientes de la organización yihadista se han desplegado en Libia.Los esfuerzos de Carter ya han dado algunos frutos.

Canadá anunció el lunes que triplicaría los efectivos de sus fuerzas especiales que forman a las milicias kurdas en el norte del Irak. Y Eslovenia indicó que empezaría a enviar instructores militares.

"Hay un determinado número de países que están analizando si pueden también" reforzar sus contribuciones, declaró el responsable estadounidense, que pidió el anonimato.

Varios gobiernos examinan "muy seriamente" la posibilidad de contribuir aún más, pero deben obtener primero la aprobación de sus parlamentos, precisó.