Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

Denuncian detención de 25 periodistas en Egipto que cubrían protestas

Según Al Balshi, de los 25 periodistas, diez han sido puestos en libertad y otros quince continúan retenidos

Denuncian detención de 25 periodistas en Egipto que cubrían protestas
Protestas en Egipto por la cesión a Arabia Saudí de dos islas del mar Rojo.

El vicepresidente del Colegio de Periodistas, Jaled al Balshi, denunció hoy a Efe la detención de 25 periodistas que cubrían las protestas convocadas en varias ciudades egipcias para protestar por la cesión a Arabia Saudí de dos islas del mar Rojo.

Según Al Balshi, de los 25 periodistas, diez han sido puestos en libertad y otros quince continúan retenidos por las fuerzas de seguridad, que han abortado numerosos intentos de manifestarse en distintos puntos del centro de El Cairo.

Al Balshi también indicó que tenía informaciones sobre la detención de dos periodistas extranjeros, aunque no pudo confirmar su nacionalidad ni si continúan arrestados o si ya han sido puestos en libertad.

El Ejército y la Policía desplegó hoy un gran dispositivo de seguridad en el centro de la capital egipcia por temor a la celebración de protestas contra el presidente Abdelfatah al Sisi, que solo ha permitido concentraciones en su apoyo en varias plazas de la capital, con motivo del Día Nacional de la Liberación del Sinaí.

Las manifestaciones han sido convocadas por varios grupos políticos opositores y personalidades egipcias.

El movimiento islamista de los Hermanos Musulmanes, la principal fuerza política del país hasta el golpe militar del 3 de julio de 2013 y declarado grupo terrorista por las autoridades, también secundó las llamadas a manifestarse, que fueron precedidas por un centenar de detenciones.

El pasado 8 de abril, Egipto y Arabia Saudí firmaron un acuerdo, que todavía tiene que ser ratificado por el Parlamento egipcio, por el cual El Cairo cedió a Riad las islas de Tirán y Sanafir.

Las polémicas islas, situadas en el estratégico golfo de Aqaba, sólo estaban bajo la tutela de Egipto pero pertenecen a Arabia Saudí, según el Gobierno egipcio, aunque muchos ciudadanos, políticos y activistas reclaman la plena soberanía sobre ambos territorios.