Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Mundo

Líderes de la Unión Europea se ‘plantan' ante el Reino Unido

Una semana después, ya son más de cuatro millones los firmantes de la petición

Líderes de la Unión Europea se ‘plantan' ante el Reino Unido
El duque y la duquesa de Cambridge, el presidente francés y David Cameron.

Pasada una semana de la histórica jornada del plebiscito en que se jugaba la salida de la Unión Europea (UE), el Reino Unido parece confundido y abrumado al confrontar la realidad de la decisión tomada.

Mientras un sector de la población -una petición para hacer un segundo referéndum ha sido firmada por más de cuatro millones de personas- busca fórmulas legales para parar el ‘brexit' y empiezan a salir a la luz las primeras mentiras de la campaña favorable a salir de la Unión Europea, los líderes del continente se han plantado ante Londres para negar que el Reino Unido pueda permanecer en el mercado único sin aceptar el resto de libertades fundamentales de la UE.

EURÓFILOS PIDEN UN SEGUNDO REFERÉNDUM

  • Más de 4 millones de personas han firmado una petición
  • La iniciativa es impulsada por el británico William Healey y apoyada por líderes políticos como el exprimer ministro Tony Blair y el exministro tory Michael Heseltine
  • El primer ministro David Cameron ha dicho que entre los planes de su gobierno no está un segundo plebiscito
  • Reino Unido no podrá tener algunos de los beneficios de estar asociado a la UE sin aceptar el resto de los compromisos

El presidente francés, François Hollande, reunido con el primer ministro británico David Cameron al margen de los actos de conmemoración del centenario de la Batalla del Somme, de la I Guerra Mundial, dijo este viernes que la salida del Reino Unido de la UE no puede ser "retrasada" ni "anulada", ya que la decisión fue adoptada libremente por sus ciudadanos en referéndum.

En declaraciones a los medios tras la reunión, Hollande consideró que algunos británicos han ‘comenzado a entender' las ventajas que implica estar dentro de la UE y por ello se mostró convencido de que partidarios del ‘brexit' se están replanteando sus posiciones.

Sin embargo, a su juicio, ‘la decisión está tomada y no puede ser retrasada ni anulada', por lo que ahora ‘hay que extraer las consecuencias'.

Hollande reiteró que, una vez recibida la notificación del próximo primer ministro británico que sustituirá a Cameron -quien ha anunciado su intención de dimitir- se abrirá una fase de negociaciones no superior a los dos años, aunque aseguró que ‘cuanto más rápido se vaya el Reino Unido, mejor'.

Posteriormente, ‘se le dará un estatus al Reino Unido con el que podrá, bajo ciertas condiciones que habrá que negociar, seguir vinculado al mercado único", señaló.

En un principio, iba a ser el primer ministro, Manuel Valls quien representase al Gobierno galo en el acto de conmemoración de la batalla, pero una vez aprobado el ‘brexit', hace ocho días, el propio Hollande decidió que acudiría él mismo.

Además de Cameron, también se desplazaron a la localidad de Thiepval, donde se halla el Memorial de la Batalla del Somme, varios miembros de la Familia Real británica, como el príncipe de Gales y los duques de Cambridge.

SIN CONCESIONES

Una semana después del referéndum, se hace claro que las promesas de campaña de los líderes a favor de la salida de la UE no podrán hacerse realidad.

Nigel Farage, líder del Partido de Reino Unido por la Independencia (UKIP), y Boris Johnson, ex alcalde de Londres, aseguraban que el Reino Unido podría cerrar sus fronteras a los inmigrantes europeos y lograr un acuerdo de libre comercio con la UE. .

Sin embargo, esta semana, la líder alemana Angela Merkel fue muy clara al respecto y el resto de líderes la han secundado en la cumbre de urgencia celebrada esta semana en Bruselas: la libertad de circulación de personas y la llegada de más inmigrantes a la isla no es negociable si no está acompañada por el resto de las libertades garantizadas por la UE.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, negó que Reino Unido pueda marcar las reglas del nuevo acuerdo. El modelo para la UE sería Noruega, que forma parte del mercado común de la UE y hay libre circulación de personas, pero no es un Estado miembro.

UN SEGUNDO REFERÉNDUM

Apenas pasados dos días del referéndum, la web del Parlamento colapsaba por las peticiones de más de dos millones de personas que solicitaban la repetición de la consulta con nuevas condiciones para dotarla de validez.

El texto, impulsado por el británico William Oliver Healey, pide a los parlamentarios la "implementación de una norma por la cual si el voto por salir o quedarse (en la UE) está por debajo del 60%, con una participación inferior al 75 %.

Una semana después, ya son más de cuatro millones los firmantes de la petición..

Algunos líderes políticos, como el exprimer ministro laborista Tony Blair, el exministro tory Michael Heseltine y el líder liberal demócrata Tim Farron han respaldado esta opción, que tiene precedentes en la UE.

Sin embargo, algunos analistas ven ‘muy difícil' la repetición del referéndum y aseguran que esto solo sería posible mediante una ‘tranformación interna' en Reino Unido.

La única opción para que se dé un paso atrás es que haya nuevas elecciones y que gane un partido con un programa claramente eurófilo y se reconsidere el tema, opinó Pol Morillas, investigador principal del CIDOB para Europa.

Desde el número 10 de Downing Street, la residencia de Cameron, fuentes oficiales afirmaron que un segundo plebiscito "no está entre los planes" del Ejecutivo británico.