Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Mundo

Europa convulsiona por intento de golpe militar Turquía

Una intentona golpista conmocionó a Turquía ayer en horas de la noche, para fracasar escasas horas después

Una asonada golpista se produjo ayer en Turquía, provocando enfrentamientos y ataques aéreos, mientras que las autoridades civiles pedían a la gente que se echara a la calles para detener a los militares rebeldes que, según el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, estaba protagonizado por un pequeño grupo de militares sin posibilidades de éxito.

‘Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado', aseguró Erdogan por teléfono a la emisora CNNTürk.

ATAQUE A LA DIRECCIÓN DE SEGURIDAD

  • El ataque se dio en aviones y helicópteros del ejército
  • Esta madrugada, la agencia estatal de noticias anunciaba el fracaso del golpe, con la salvedad de que todavía quedaban bolsas de resistencia de los militares.

‘Van a recibir la respuesta de la nación y van a pagar un alto precio por actuar contra la nación. No les vamos a ceder el campo. Pronto vamos a eliminar su actitud', aseguró Erdogan, cuyo país es un miembro clave de la OTAN.

Después de que transmitieran las palabras del presidente, muchos de sus seguidores obedecieron sus órdenes y salieron a las calles, y mezquitas para exhortar a través de altoparlantes a otros a protestar también contra el intento golpista.

Aunque en un principio hubo rumores de que Erdogan estaba tratando de volar a Alemania, el viceprimer ministro, Veysi Kaynak, declaró a CNNTürk que el presidente está viajando hacia Estambul.

Horas más tarde, la agencia de inteligencia turca consideró que el golpe había fracasado y anunció que el país recuperaba la normalidad.

INTENTO

Los eventos se iniciaron este viernes alrededor de las diez de la noche, mientras que los militares se movían a detener el tráfico sobre dos de los puentes que cruzan el río Bosforo y conectan las secciones europea y asiática de la ciudad.

En un principio, la sede de la Dirección de Seguridad en Ankara fue atacada, al menos dos veces, por aviones y helicópteros del Ejército.

En torno a ese edificio se escucharon numerosos disparos y explosiones, así como en las inmediaciones de la emisora de televisión pública, TRT.

Además, los medios locales informaron de una fuerte explosión en el centro de la unidad especial de la Policía en el distrito de Golbasi en Ankara.

Los medios también anunciaron de varios heridos, e incluso de muertos, en Estambul y Ankara.

Por todo el país las mezquitas emitían ayer continuamente rezos. Dos de los partidos parlamentarios en la oposición, el socialdemócrata CHP y el nacionalista MHP, han condenado la intentona golpista.

Turquía ha sido convulsionada por golpes de estado militar al menos tres veces en el pasado medio siglo.

El presidente Recep Tayyip Erdogan, el líder islámico que ha dominado la política del país durante más de una década y buscaba ejercer mayor control sobre las fuerzas armadas.

Tanto el presidente Erdogan como el Gobierno han responsabilizado de la asonada a lo que llevan años llamando ‘el Estado paralelo', es decir, los seguidores del predicador islamista Fetullah Gülen, al que acusan de intentar desestabilizar Turquía.

Posteriormente, mientras las estaciones de televisión transmitían normalmente y el aeropuerto volvía a ser abierto, el Servicio de Inteligencia turca anunciaba el fracaso del golpe, aunque con la salvedad de que aún quedaban algunas bolsas de resistencia por parte de los militares rebeldes, que serán juzgados por traición.

‘El intento de golpe ha fracasado. Casi ha terminado. En algunas bolsas hay aún pequeños enfrentamientos. El golpe está siendo rechazado pero hay algunos (rebeldes) que resisten. A partir de mañana los responsables del intento serán juzgados por traidores', afirmó a los medios Nuh Yilmaz, subsecretario de Prensa del MIT.

Según la emisora NTV, Hulusi Akar, el jefe del Estado Mayor del que se informó había sido capturado por los rebeldes, fue liberado pocas horas después.