Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Mundo

Duterte rebaja el tono tras insultos contra Obama

Filipinas

Duterte rebaja el tono tras insultos contra Obama
Rodrigo Duterte y Barack Obama tenían planeado reunirse, pero dicha cita quedó cancelada.

Luego de las polémicas declaraciones del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el gobierno filipino intentó rebajar la tensión al indicar que su país no tiene ‘ningún problema con EE.UU.'.

El lunes, el mandatario filipino insultó al presidente estadounidense, al que recriminó que criticara la guerra contra las drogas en Filipinas que ha dejado ya 2.500 muertos, antes de viajar a la capital de Laos donde ambos mandatarios asisten a la cumbre de la Asociación de Naciones en el Sudeste Asiático (ASEAN).

En una entrevista con la emisora filipina DZMM , el secretario ejecutivo de la Presidencia de Filipinas, Salvador Medialdea, trató de rebajar la tensión por las declaraciones de anoche.

‘El presidente Duterte simplemente quería decir que tenemos nuestro propio territorio, así que dejadnos lidiar con nuestros problemas a nuestra manera', afirmó Medialdea, informa la agencia Efe .

Horas después, el propio Duterte lamentó sus comentarios ofensivos dirigidos a su homólogo estadounidense, y que han llevado a la cancelación de una reunión entre ambos mandatarios que estaba asignada para el martes en el marco de ASEAN.

‘Lamentamos que (los comentarios) se hayan entendido como un ataque personal hacia el presidente de EE.UU.', dijo Duterte en un comunicado hecho público hoy en la cumbre de ASEAN en la capital de Laos.

‘Nuestra intención principal es trazar una política exterior independiente a la vez que promocionamos lazos más estrechos con todas las naciones, especialmente EE.UU., con quien hemos tenido una relación duradera', afirmó Duterte.

Duterte ha sido criticado en numerosas ocasiones por su campaña contra las drogas, la cual desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto ha provocado la muerte de 929 personas en operaciones policiales y otras 1,507 en ejecuciones extrajudiciales.