Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Mundo

Turquía bombardea a kurdos en Siria tras impactar cinco morteros

Las unidades turcas desplegadas en la frontera respondieron con fuego de artillería desde las 4:10 hasta las 4:25

Turquía bombardea a kurdos en Siria tras impactar cinco morteros
Un soldado del gobierno de Siria camina frente a ruinas en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria.

El impacto de cinco proyectiles de mortero, disparados desde Siria, en un terreno baldío de Turquía ha desencadenado hoy una nueva oleada de fuego de artillería contra posiciones de las milicias kurdas en el extremo noroccidental sirio.

Los obuses cayeron sobre las 2.50 horas GMT en un terreno deshabitado cercano a la frontera siria en la provincia de Hatay, unos 30 kilómetros al este de Alejandreta, sin causar víctimas ni daños materiales, informa un comunicado de las Fuerzas Armadas turcas, reproducido por el diario Hürriyet.

Las unidades turcas desplegadas en la frontera respondieron con fuego de artillería desde las 04.10 hasta las 04.25, lanzando salvas de obuses firtina contra posiciones de las milicias kurdosirias Unidades de Defensa del Pueblo (YPG) emplazadas al oeste de la ciudad de Afrin.

La región de Afrin, en el extremo noroccidental de Siria, habitado por una mayoría de población kurda, está desde el inicio de la guerra civil en manos de las milicias YPG, las mismas que dominan el noreste del país, pero forma un enclave aislado, donde hasta ahora no se han registrado combates.

Poco antes de medianoche, artillería y aviación turcas habían lanzado un ataque de gran escala contra posiciones de las YPG de la zona, destruyendo vehículos blindados, depósitos de armas y un centro de mando.

Según asegura el mando militar turco, en estos ataques murieron entre 160 y 200 milicianos de las YPG, grupo que Turquía considera terrorista por sus vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Las autoridades turcas no han aclarado qué objetivo se persigue con el ataque contra Afrin, en lo que supone el primer enfrentamiento a gran escala entre las Fuerzas Armadas turcas y las YPG desde la formación de estas milicias en 2011.

La agencia kurda Firat, cercana al PKK, confirmó hoy el bombardeo de una decena de localidades kurdas a lo largo de unos 50 kilómetros de la frontera en el sector de Afrin.