Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Mundo

Talibanes golpean base más protegida de EE.UU.

Los talibanes reivindicaron el ataque en un mensaje de su portavoz Zabihullah Mujahid en Twitter

Talibanes consiguieron hoy atentar contra la mayor base de Estados Unidos en Afganistán al infiltrar un suicida en las instalaciones donde hizo detonar un artefacto que acabó con la vida de cuatro personas e hirió a alrededor de una quincena.

El ataque contra la instalación militar de Bagram, la más fortificada del país y adonde llegan los representantes estadounidenses cuando viajan a Afganistán, se produjo en circunstancias que aún la OTAN, que ha confirmado cuatro muertos y ‘aproximadamente' 14 heridos, no ha explicado.

Los talibanes reivindicaron el ataque en un mensaje de su portavoz Zabihullah Mujahid en Twitter en el que afirmó que un ‘mártir' atacó la base infligiendo ‘grandes bajas' a las fuerzas estadounidenses.

Al menos 32 civiles murieron la semana pasada en una operación realizada por las fuerzas afganas con apoyo aéreo de Estados Unidos.

El atentado hoy ocurre, además, en momentos de gran incertidumbre sobre la postura de Estados Unidos hacia Afganistán una vez asuma Donald Trump como inquilino de la Casa Blanca.

Estados Unidos mantiene 9.800 soldados en Afganistán en misión de combate, una dotación que el presidente Barack Obama inicialmente tenía previsto reducir a 5.200 al final de año.

Sin embargo, el incremento de la violencia en el país ha hecho reconsiderar a Obama esos planes y comprometerse a mantener 8.400 soldados hasta el final de 2017.

Quince años después de la invasión estadounidense, los insurgentes se han ido fortaleciendo hasta controlar en estos momentos alrededor de una tercera parte del país, según fuentes estadounidenses, un avance que ha coincidido con el final de la misión de combate de la OTAN el 1 de enero del año 2015.