Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Mundo

Presidenta Park, dispuesta renunciar

La crisis surcoreana se profundiza, la mandataria Park Geun-hye puso su cargo a disposición, mientras que la oposición en el parlamento pide un ‘impeachment'

Presidenta Park, dispuesta renunciar
En televisión nacional, Park declaró su posible salida del ejecutivo luego de más de un mes de masivas protestas.

Investigada por la justicia y tras perder la confianza de los ciudadanos y de su propio partido, la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, anunció ayer que dimitirá antes de que acabe su mandato y dejó su cargo en manos del Parlamento.

EN CONTEXTO

Park es acusada de corrupción junto a Choi Soon-sil. Pesuntamente intervino en extorsión y asuntos de Estado.

Las protestas masivas responden a que la presidenta delegó parte del control del país a Choi.

Park es hija del dictador Park Chung-hee que gobernó con mano de hierro el país en los años 60 y 70.

La jefa de Estado instó a la Asamblea Nacional a organizar el calendario y los procedimientos legales para su dimisión y la correspondiente transferencia del poder, en su tercer discurso público desde que comenzara a destaparse hace más de un mes el caso de la ‘Rasputina coreana'.

De finalizar su mandato antes de tiempo, la primera mujer jefa de Estado de Corea del Sur sería también la primera en casi tres décadas de democracia en no completar su mandato de cinco años, que cumpliría en febrero de 2018 dos meses después de las elecciones presidenciales.

En su discurso televisado, Park también se comprometió hoy a ‘colaborar con la investigación' incluso antes de dimitir, a pesar de que solo un día antes se había negado a ser interrogada ante los fiscales después de que estos la señalaran como ‘cómplice' en el caso.

Se interpreta que la presidenta no se refería a cooperar con la justicia ordinaria, sino con la investigación independiente que prepara el Parlamento a cargo de un consejo con dos miembros elegidos por la oposición y uno por ella misma, con el apoyo de más de un centenar de técnicos y expertos.

Antes de que Park planteara su posible renuncia, los partidos de la oposición ya anunciaron la puesta en marcha de un proceso de destitución que previsiblemente se someterá a plebiscito el viernes en la Asamblea Nacional.

Si la moción se aprueba con el apoyo de dos tercios de los diputados -algo previsible- serían necesarios los votos a favor de 6 de los 9 jueces del Constitucional para dar luz verde definitiva al que sería el primer impeachment en Corea del Sur desde la fundación del país en 1948.

Park aludió ayer a la necesidad de ‘atenuar la confusión' generados por el escándalo que ha revolucionado al país.