Panamá,25º

20 de Nov de 2019

Mundo

Ban Ki-moon, de ‘campaña' para la presidencia del país

El exsecretario general de la Organización de Naciones Unidas durante diez años ha comenzado una serie de reuniones

El diplomático, de regreso a su nación, visitó tumbas de expresidentes coreanos.

El ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha intensificado este fin de semana su actividad pública en Corea del Sur, lo que los medios locales califican como una ‘campaña preliminar' para anunciar su candidatura a la presidencia del país.

Tras aterrizar en Seúl el pasado jueves después de diez años al frente de la ONU, Ban ha visitado la tumba de anteriores presidentes y se ha reunido con jóvenes votantes, personas desfavorecidas y grupos de partidarios en su ciudad natal, Eumseong, en el centro del país.

Aunque ha evitado afirmar de manera rotunda que será candidato a la presidencia del país, en la primer rueda de prensa en suelo surcoreano, el pasado jueves, dijo en que los próximos días su agenda iba a centrarse en escuchar "las opiniones de los ciudadanos" y que a partir de ahí tomará una decisión "con prontitud".

El antiguo secretario de la ONU visitó ayer una base naval en Pyeongtaek, a 70 kilómetros al sur de Seúl, donde defendió la decisión de Seúl y Washington de instalar un polémico escudo antimisiles en territorio surcoreano.

‘Dada la realidad la Península de Corea, que se encuentra en una situación casi de guerra, es correcto que el Gobierno tome una decisión así', dijo Ban, según la agencia local Yonhap.

‘EN LOS PRÓXIMOS DÍAS MI AGENDA SE CENTRARÁ EN ESCUCHAR LAS OPINIONES DE LOS CIUDADANOS Y DE ALLÍ TOMARÉ UNA DECISIÓN POLÍTICA',

BAN KI-MOON

EXSECRETARIO GENERAL DE LA ONU

Los observadores ha destacado que su agenda muestra como el exresponsable de la ONU quiere mandar un mensaje de unidad a los votantes de todo el espectro político y formar una coalición de políticos fuera de los desgastados partidos tradicionales.

Corea del Sur se halla sumida en una profunda crisis política después de que a finales del año pasado se destapara un caso de corrupción que ha golpeado de lleno a la actual presidenta del país, Park Geun-hye, a quien destituyó en diciembre el Parlamento.

El Constitucional tiene hasta mayo para decidir si hace efectiva la decisión parlamentaria y, de aprobarse la destitución, deberían celebrarse elecciones presidenciales en un plazo de no más de 60 días. Incluso si la destitución resulta finalmente vetada, los comicios presidenciales deben celebrarse el 16 de diciembre, ya que expira el mandato de cinco años de Park.

Las últimas encuestas en Corea del Sur sitúan a Ban como uno de los favoritos para ser nuevo jefe de Estado, solo por detrás de Moon Jae-in, expresidente del principal bloque opositor, el Partido Democrático, y candidato derrotado por Park en 2012.

SE AGRAVA LA CRISIS

Para octubre de 2016, la presidenta Park Geun-hye enfrentaba la peor crisis en su periodo presidencial.

Se habían apartado cinco de sus asesores y se le multiplican los llamamientos para que dejara el cargo o se someta a un juicio político.

Miles de ciudadanos salían a las calles a pedir la renuncia o destitución de la presidenta.

Aunque la Constitución impide que la presidenta pueda ser juzgada durante su mandat--o salvo por traición, la Fiscalía ha creado una unidad especial para investigar los casos.

Finalmente, en diciembre pasado la Asamblea la separó del poder.