La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Soldados israelíes matan a palestino en Jericó, Cisjordania

El Club de Prisioneros Palestinos lo identificó como Yassin al-Saradeeh, un residente de 33 años de la ciudad de Jericó

Amnistía Internacional publicó un informe en el que condena a Israel por matar a civiles palestinos sin un juicio.

Un palestino fue muerto por soldados israelíes durante su arresto en Cisjordania esta mañana, de acuerdo con fuentes palestinas. Antes de morir, el hombre fue severamente golpeado cuando estaba tirado en el suelo incapacitado, señalaron las fuentes.

El Club de Prisioneros Palestinos lo identificó como Yassin al-Saradeeh, un residente de 33 años de la ciudad de Jericó, sur de Cisjordania.

Un vocero del ejército israelí confirmó que el hombre murió luego de su arresto, pero dijo que era un agresor que quiso atacar a los soldados durante los enfrentamientos provocados por una incursión militar para arrestar a sospechosos en Jericó.

Durante los enfrentamientos "un agresor palestino armado con una barra de hierro corrió hacia los soldados (de las Fuerzas de Defensa de Israel) y trató de atacarlos", dijo el vocero en un comunicado.

En respuesta, los soldados "dispararon hacia" el sospechoso, indicó el vocero, quien agregó que "lo confrontaron desde una distancia corta" antes de ser atrapado y arrestado.

Antes de ser llevado a un hospital, donde fue pronunciado muerto, se le encontró un cuchillo. El ejército no especificó la causa de la muerte del palestino.

La familia de al-Saradeeh dijo al periódico Ha'aretz de Israel que al-Saradeeh no trató de atacar a los soldados, sino que aparentemente estaba huyendo de los disturbios.

De acuerdo con el Club de Prisioneros Palestinos, al-Saradeeh murió luego de inhalar gas lacrimógeno lanzado por los soldados.

Un video de circuito cerrado de televisión publicado en las redes sociales palestinas muestra a al-Saradeeh corriendo hacia un callejón aparentemente vacío, con un objeto en sus manos.

Entonces aparece un grupo de soldados, uno de ellos dispara hacia sus piernas desde una distancia muy corta. Los otros soldados lo rodean, patean y golpean con rifles.

El incidente ocurrió en el día en que Amnistía Internacional publicó un informe en el que condena a Israel por matar a civiles palestinos sin un juicio.

El grupo de derechos humanos culpó también a Israel de "tortura y de otros malos tratos a los detenidos, incluidos niños".