La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Mundo

La OPAQ inicia investigación del ataque químico en Duma

Los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas arriban a Duma luego de que Siria y Rusia retrasaran el ingreso por razones de ‘seguridad'

El ataque químico habría provocado la muerte de más de cuarenta personas.

Tras varios días de espera, los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) finalmente arribaron a Duma (Siria), donde se supone se produjo, el pasado 7 de abril, un ataque químico que habría cobrado la vida de más de cuarenta personas.

‘Los expertos de la Organización de las Armas Químicas entran en la ciudad de Duma', situada en Guta Oriental, el que fue el bastión opositor a las afueras de Damasco, informó la agencia oficial siria SANA .

El grupo de expertos que ya se encontraba en territorio sirio denunció días antes de su ingreso a Duma que sus investigadores no pudieron acceder a la localidad debido a ‘cuestiones de seguridad' alegadas por Rusia y Siria, reporta la agencia Efe .

En respuesta, Moscú señaló que los retrasos buscaban garantizar la seguridad del personal de la OPAQ. Entre las medidas estaba retirar los aparatos explosivos que habrían dejado los grupos armados opositores al gobierno de Bachar al Asad.

‘Durante la inspección de la ciudad de Duma se encontró un laboratorio',

ALEXANDR RODIÓNOV

EJÉRCITO RUSO

A ojos de Estados Unidos y Occidente, este retraso podría servir para que Moscú manipulara cualquier vestigio del supuesto ataque químico.

Antes de la llegada a Duma de los expertos de la OPAQ, militares rusos habían informado que encontraron un laboratorio que presuntamente perteneció a grupos rebeldes y que contaba con agentes químicos necesarios para producir gas mostaza.

‘Durante la inspección de la ciudad de Duma se encontró un laboratorio y un almacén con sustancias químicas', dijo Alexandr Rodiónov, portavoz de las Tropas Rusas de Defensa Radiactiva, Química y Biológica.

Mientras Moscú responsabiliza a los grupos rebeldes del ataque químico, EE.UU. y aliados culpan al gobierno de Al Asad de estar detrás del siniestro, algo que Damasco ha negado.

OFENSIVA OCCIDENTAL

La sospecha del supuesto ataque con sustancias químicas fue el detonante de un bombardeo conjunto lanzado el pasado sábado por EE.UU., Francia y el Reino Unido contra posiciones gubernamentales sirias ligadas al programa de armamento químico.

El bombardeo con más de cien misiles buscaba —según Washington— destruir las capacidades de Siria para desarrollar armas químicas.

Una de las instalaciones que fue objeto de la ofensiva occidental fue un centro de investigación en Barzeh, cerca de la capital siria.

Dicha instalación fue visitada por la OPAQ en noviembre de 2017 y en un informe publicado en marzo de 2018, se declaró limpio de cualquier sustancia química prohibida.

El Pentágono calificó al centro de Barzeh como uno de los tres ‘asociados con el programa de armas químicas' de Asad.

En un reportaje de la BBC se menciona que en mayo de 2017 ‘un servicio de inteligencia occidental' —sin identificar— acusó al laboratorio de Barzeh de ‘instalar armas químicas en los misiles de largo alcance y municiones de artillería'. Sin embargo, si la versión occidental fuese correcta, un ataque sobre esas instalaciones hubiese liberado gases tóxicos en los barrios densamente poblados de Barzeh.

Uno de los empleados del centro llamado Said Said dijo a la agencia AFP que si ‘hubiera armas químicas, no podríamos pararnos aquí. He estado aquí desde las 5:30 a.m. en plena salud. No estoy tosiendo'.

Por otro lado, Washington espera que sus tropas en Siria sean reemplazadas en el futuro por militares de Arabia Saudí.