La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Mundo

Irak espera resultados de elecciones en medio de protestas por "manipulación"

En torno a 24 millones de iraquíes fueron llamados ayer a las urnas para renovar a los 329 diputados del Parlamento

La participación se situó en torno al 44,52%.

Irak está hoy a la espera de los resultados de los comicios legislativos del sábado en medio de protestas por el proceso electoral, en el que algunos dirigentes políticos han asegurado que hubo "manipulación" por el voto electrónico, la primera vez que se realizaba en el país.

En un comunicado, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, exigió hoy a la Comisión Suprema Electoral de Irak que acelere el recuento de votos y revise todas las quejas, con el fin de poder comunicar lo antes posible los resultados por el bien de la seguridad del país.

Sin embargo, la Comisión Suprema Electoral sólo ha anunciado hasta el momento el índice de participación provisional, que se situó en torno al 44,52 %, a falta de conocer los datos del 8 % del censo, 15 puntos por debajo de los datos de hace cuatro años.

En medio de esta espera, la Coalición Nacional del vicepresidente iraquí Iyad Alaui pidió la repetición de las elecciones legislativas, las primeras que se realizan tras la derrota del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el país, a fin de que se cumplan "las condiciones" necesarias al respecto.

Contempló que el Gobierno siga en funciones "hasta que se proporcionen las condiciones para la celebración de unas elecciones que reflejen las aspiraciones de nuestra gente", señaló un comunicado del grupo liderado por el político chií.

Indicó que hace esta petición ante "la abstención del pueblo iraquí en las elecciones, la propagación de la violencia, el fraude, el engaño, la compra de votos y la explotación de las condiciones de los desplazados".

Otro de los motivos que destaca el vicepresidente es "la confusión por los procedimientos utilizados por la Comisión Electoral" a la hora de votar de forma electrónica.

Entretanto, decenas de personas se concentraron hoy en las provincias de Kirkuk y Suleimaniya, en el norte de Irak, para denunciar la "manipulación" y el "fraude" supuestamente cometidos por las autoridades en las legislativas.

Tanto árabes como turcomanos -minoría que se concentra en el norte de Irak y recibe el apoyo de Turquía- pidieron al Gobierno iraquí y la comisión electoral que realicen el recuento manual de los sufragios porque creen que ha habido "manipulación" por el voto electrónico, según dijo a Efe una fuente en Kirkuk que pidió el anonimato.

Además, seis partidos de la región autónoma del Kurdistán instaron a la comisión electoral a anular los resultados de los comicios y repetirlos únicamente en el Kurdistán y en las zonas disputadas entre Erbil y Bagdad, como es el caso de Kirkuk.

En una rueda de prensa conjunta, el dirigente en la Unión Islámica del Kurdistán, Masni Amín, declaró en Suleimaniya que las seis formaciones rechazan los resultados porque tienen "evidencias sobre la manipulación" durante el proceso electoral, sin dar más detalles.

Poco después, Al Abadi pidió a las fuerzas de seguridad que se encuentran en el Kurdistán que preserven la seguridad en esas zonas y que sean "neutrales".

En torno a 24 millones de iraquíes fueron llamados ayer a las urnas para renovar a los 329 diputados del Parlamento que deberá ocuparse de la reconstrucción del país, dañado por la ocupación durante tres años del EI, que llegó a controlar un tercio del territorio.

La que parte como favorita es la coalición Al Nasr (La Victoria), liderada por Al Abadi, por delante de la alianza Al Fath (La Conquista), encabezada por el también chií Hadi al Ameri, secretario general de la Organización Badr, una milicia que participó en la guerra contra el EI, donde, al igual que Al Abadi, ganó un importante rédito político.

Otra de las principales formaciones, la mayoría de ellas lideradas por fuerzas chiíes (credo mayoritario en el país), es Daulat al Qanun (Estado de Derecho), encabezada por el ex primer ministro Nuri al Maliki que se presentó en una lista diferente a la de Al Abadi, a pesar de que ambos son miembros del partido Al Dawa (La Predicación).

Otras fuerzas que aspiran a mantener una importante presencia en la nueva Asamblea son las de los clérigos chiíes Muqtada al Sadr y Amar al Hakim, la primera de las cuales protagonizó varias protestas en el país en contra de la corrupción que pusieron en jaque al ejecutivo de Al Abadi.