La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Mundo

Emporio árabe con relaciones en Panamá enfrenta problemas financieros

La medida pretende frustrar las acciones legales por parte de la Institución Pública de Dubai para la Seguridad Social (PIFSS) y otro acreedor, que están buscando la liquidación de Abraaj por falta de pago de la deuda

La firma con sede en Dubai, ha estado tratando de detener las consecuencias de una disputa con cuatro de sus inversionistas, incluida la Fundación Bill y Melinda Gates y la Corporación Financiera Internacional (CFI), sobre cómo utilizó su dinero en un fondo de salud de $ 1 mil millones.

Abraaj, la firma de capital privado más grande de Medio Oriente y accionista de la firma panameña Saint Honoré, ha dejado en evidencia que enfrenta serios problemas financieros luego de que presentara una petición en las Islas Caimán, solicitando al tribunal que designe a PwC  como liquidador provisionales de la compañía.

"El nombramiento de liquidadores provisionales impone una moratoria sobre la ejecución de todos los reclamos no garantizados contra la compañía, dando tiempo para que se presente una propuesta a los acreedores para la reestructuración ordenada de la compañía", dijo en un comunicado.

La medida pretende frustrar las acciones legales por parte de la Institución Pública de Kuwait para la Seguridad Social (PIFSS) y otro acreedor, que están buscando la liquidación de Abraaj por falta de pago de la deuda.

Saint Honoré es una empresa panameña de casi cuarenta años de fundación,  que se dedica a la venta y distribución de perfumes y artículos de lujo. Su socio principal es Arif Naqvi, fundador de ‘The Abraaj Group', con inversiones principalmente en África, Medio Oriente y Turquía.

Su nacimiento se remonta a La Zona Libre en 1978 de la mano de José Viegas, quien se encargó de desarrollarla durante 23 años, expandiendo sus actividades hasta Colombia y Costa Rica. Sin embargo, en 2001 la compañía pasa a nuevas manos que empiezan a redireccionar la actividad.

PANAMÁ

Abraaj es a su vez, accionista de la firma Saint Honoré, una empresa panameña de casi cuarenta años de fundación,  que se dedica a la venta y distribución de perfumes y artículos de lujo.

Abraaj con sede en Dubai, ha estado tratando de detener las consecuencias de una disputa con cuatro de sus inversionistas, incluida la Fundación Bill y Melinda Gates y la Corporación Financiera Internacional (CFI), sobre cómo utilizó su dinero en un fondo de salud de $ 1 mil millones. Abraaj ha negado que haya usado mal los fondos.

El fundador de Abraaj, Arif Naqvi, fundó Abraaj con $ 60 millones en 2002 y lo convirtió en un campeón de mercados emergentes con activos de $ 13.600 millones en su punto máximo antes de que la disputa obligara a la firma a suspender un nuevo fondo y reorganizar su gestión.

Un liquidador provisional designado por el tribunal ayuda a salvaguardar los activos de la compañía hasta que el tribunal oiga una solicitud de liquidación.

Naqvi dijo en un comunicado que este proceso marca la culminación de una fase extremadamente compleja y desafiante de negociaciones y planificación detallada.

"Desde que salieron a la luz nuestras diferencias con ciertos inversores, hemos trabajado de manera exhaustiva y transparente para investigar el asunto y abordar sus inquietudes, al tiempo que garantizamos que nuestros tremendos equipos de inversión en todo el mundo continúen respaldando el crecimiento de nuestras empresas asociadas", dijo. dijo.

El rey del contrabando del Medio Oriente llega a Panamá

Los zares del contrabando olfatean sus oportunidades mirando los movimientos de quienes les sirven como camuflaje. 

Abraaj, con deudas estimadas en más de mil millones de dólares, se reunió con sus acreedores a principios de este mes para llegar a un acuerdo de paralización, que según la firma estaba respaldado por la gran mayoría de sus prestamistas, para facilitar la venta de su negocio de gestión de inversiones a Cerberus. Sin embargo, el fondo kuwaití, un acreedor no garantizado, se negó a unirse a los acreedores garantizados en el acuerdo de congelación de la deuda propuesto.

En otra impugnación legal a Abraaj, un acreedor poco conocido también inició un proceso legal en las Islas Caimán en busca de la reestructuración de las responsabilidades de la empresa de capital privado. Allen & Overy LLP, Carey Olsen y Milbank, Tweed, Hadley & McCloy LLP se desempeñan como asesores legales y Houlihan Lokey se desempeña como asesor financiero de Abraaj 333Holdings. (Reporte de Saeed Azhar Edición de Alexandra Hudson).