25 de Feb de 2020

Mundo

Putin y Trump dan por concluida ‘guerra fría' entre Rusia y EE.UU.

Sin que trascendieran detalles sobre lo conversado, Trump y Putin se reunieron oficialmente ayer

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, se reunieron este lunes en Helsinki, en la primera cumbre oficial, entre augurios de cambios en las relaciones entre las dos potencias, cambios que les permita alejarse de la vieja lógica de la Guerra Fría.

Putin y Trump ofrecieron una rueda de prensa tras la reunión privada, y en la que Siria, Ucrania y la presunta injerencia de Moscú en los pasados comicios estadounidense de 2016 fueron los temas que marcaron la agenda.

Crimea y Siria, parte de la agenda

Putin dijo que también hablaron de la anexión rusa de Crimea: ‘La posición del presidente Trump sobre Crimea es conocida y la mantiene. Él habla de la ilegalidad de la reintegración de Crimea a Rusia. Nosotros tenemos otro punto de vista. Consideramos que se hizo un referéndum, de acuerdo a las leyes internacionales. Para nosotros es una cuestión cerrada', señaló.

Sobre la situación en Siria, el estadounidense reconoció que es ‘compleja' y que ‘la cooperación entre ambos países tiene el potencial de salvar cientos de miles de vidas', antes de agregar que un resultado de ellos es que ‘casi hemos erradicado al Estado Islámico en este área'.

Entre tanto, Trump aludió a que se utilizará el criterio de la asistencia humanitaria ‘si podemos hacer algo para ayudar a la gente de Siria'.

Recién acabado el Campeonato del Mundo de Fútbol en Rusia, Putin no desperdició la ocasión para literalmente entregar a Trump un balón oficial para expresar que si Washington ha considerado que en el caso de Siria la pelota está del lado de Moscú el líder ruso opina que ahora la tiene el estadounidense.

‘La Guerra Fría terminó hace mucho tiempo. La época del antagonismo ideológico entre dos países ya es cosa del pasado. La situación en el mundo ha cambiado radicalmente', subrayó Putin, según reportó Efe .

Siendo la supuesta manipulación rusa del resultado de los comicios estadounidenses el tema que dominó gran parte de la exposición de resultados de la cumbre entre los dirigentes ante la prensa, Trump aseguró haber recibido de Putin un ‘fuerte' rechazo a las alegaciones de injerencia.

‘Me han dicho (las agencias de inteligencia) que creen que fue Rusia. Yo no veo ninguna razón por la que podría serlo (...) y el presidente Putin fue extremadamente fuerte y poderoso en su negativa de eso hoy', zanjó el inquilino de la Casa Blanca a preguntas de los medios.

El líder ruso también negó la idea de que Trump hubiera sido espiado durante una estancia en Moscú, reiterando su rechazo a las acusaciones de intromisión en la política estadounidense.

‘El presidente Trump ha vuelto al tema de la supuesta interferencia de Rusia en el proceso electoral en Estados Unidos. He tenido que repetir lo que ya he dicho varias veces, incluido en las reuniones personales con el presidente (de Estados Unidos), que el Estado ruso nunca ha interferido y no tiene intención de interferir en los asuntos internos de Estados Unidos, incluyendo el proceso electoral', expresó el mandatario ruso.

Al ser preguntado por los resultados concretos de la reunión, se abstuvo de detallarlos, lo mismo que Putin, que tampoco dio más que respuestas vagas sobre aquello acerca de lo que hablaron a solas o junto con sus delegaciones.

El ruso aludió a sus propuestas para el control del armamento de cada país, como por ejemplo una ampliación del acuerdo START de armas estratégicas, y Trump volvió a recordar que entre los dos países tienen el 90% de las armas nucleares presentes en el planeta.

‘Como potencias nucleares, tenemos una responsabilidad especial' en la seguridad internacional, se limitó a decir Trump.

CRÍTICA REPUBLICANA

Trump también recibió críticas desde el Partido Republicano

El jefe de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano Paul Ryan, pidió ayer a Trump que entienda que Rusia no es su ‘aliado' y consideró que el Gobierno debería frenar los ‘viles' ataques del Kremlin a las democracias occidentales.